Vingegaard se corona y anticipa un duelo de una década con Pogacar en el Tour

El dominador del Tour tiene hasta colchonetas
El dominador del Tour tiene hasta colchonetas

El danés Jonas Vingegaard ganó su primer Tour de Francia tras superar con claridad a Tadej Pogacar en un envite que ya se produjo en 2021 aunque con resultado distinto

El triunfo de Vingegaard se cimentó en la ascensión al Galibier

El Tour de Francia tiene nuevo rey. Se trata de Jonas Vingegaard, un ciclista humilde que hasta hace dos años era un completo anónimo. El danés, antes de saltar a la fama, trabajaba en una conservera limpiando pescado pero el ciclismo dispone de unos caminos inesperados hasta la gloria.

Con 25 años, Vingegaard se ha mostrado como el ciclista más regular en una edición en la que había mucha montaña y también contrarreloj. El danés se apoyó en un equipo Jumbo que ha sido el más fuerte con diferencia consiguiendo además el maillot verde con un Wout van Aert que se marcha con tres etapas y cinco 'top-3' en la buchaca.

El triunfo de Vingegaard se cimentó en la ascensión al Galibier. Ese día, el danés y Roglic volvieron loco a Pogacar con sus ataques a dúo desfondando a un favorito que perdió más de dos minutos en la posterior ascensión al Col de Granon. A partir de ese día, Jumbo supo mantener la distancia con un esloveno que lo intentó todo para recortar.

Pogacar se marcha habiendo ganado tres etapas, pero con la sensación de que tiene mucho que mejorar para descolgar a Vingegaard. El danés es un ciclista que tiene su misma capacidad para arrancar mediante fogonazos, pero además sabe imponer un ritmo constante ante el que pocos o ninguno pueden aguantar en montaña.

Este duelo entre Pogacar y Vingegaard -quizá en un futuro tendrá como invitado a Egan Bernal- nos deja entrever que contamos con dos dominadores que se repartirán los triunfos posiblemente en la próxima década gracias a su juventud y arrojo. El Tour debe fomentar una rivalidad que dejará grandes momentos.

Los otros destacados

Ya para el triunfo descartamos para la próxima temporada al otro invitado al podio, el incombustible Geraint Thomas, quien a sus 36 años terminó su colección de cajones en el Tour. Ganó el 2018, fue segundo en 2019 y ahora tercero en 2022 tras haber tirado de regularidad y veteranía en toda la prueba.

Tanto Thomas como Primoz Roglic -quien abandonó por una caída- parecen ya vestigios del pasado para intentar ganar a los dos superclases anteriormente mencionados. El Tour nos deja a modo de conclusión la gran crisis que vive el ciclismo español con un Enric Mas que terminó abandonando tras ser una decepción durante la carrera. El balear iba camino de meterse en el décimo puesto de la general hasta que se marchó por Covid.

El Tour, pese al triunfo de Vingegaard, pasará a la posteridad por el tremendo dominio de Van Aert en todos los escenarios. El belga se ha erigido el ciclista total capaz de ganar contra el crono, en pavés, en montaña, en llegadas masivas y en exhibiciones personales. Y lo mejor, seguramente, también esté por llegar en su caso.