El Madrid pierde la final de Euroliga más defensiva en 29 años

El Madrid no tuvo puntería en los tiros libres
El Madrid no tuvo puntería en los tiros libres

El equipo blanco dominó gran parte del duelo contra Efes, pero no supo detener a un inspiradísimo Micic. Los chicos de Laso no supieron qué hacer en el último minuto

El baloncesto defensivo volvió a triunfar en el Viejo Continente

La Undécima tendrá que esperar. El Real Madrid no pudo vencer a Anadolu Efes en una de las finales más defensivas que se recuerdan. El equipo blanco dominó el partido desde su fortaleza atrás, aunque no pudo detener a un Vasilije Micic que tiene pinta de acabar este año en la NBA. El serbio se disfrazó de Doncic en 2018 para desmontar en los momentos importante una defensa madridista que había sido férrea e inexpugnable durante casi todo el encuentro.

Micic anotó 23 de los 58 puntos de Efes siendo nombrado MVP de la final. El jugador pudo recibir el cariño de sus compatriotas en un pabellón que fue una subsede del Sinam Erden de Estambul. El Madrid bastante hizo con contener la ofensiva de un Efes que llegó a perder por 11 puntos, pero que supo lamerse las heridas en una segunda mitad superlativa dejando a su rival en apenas 23 tantos anotados.

El Madrid estuvo nefasto en ataque notando claramente la ausencia de un base puro. Ni Llull ni Abalde fueron capaces de darle la fluidez a un equipo blanco que vivió de Tavares y sus 14 puntos y 11 rebotes. El pívot caboverdiano apareció para dar muchas bolas extra a un Madrid que lanzó con un 18,2% en tiros de tres puntos y un 64,7% en tiros libres. Quizá el destino del partido habría cambiado para los pupilos de Pablo Laso de haber anotado alguno de los seis lanzamientos que marraron desde la línea de personal.

La consecuencia de estos lamentables porcentajes fue un marcador final de 58-57 a favor de los turcos. Desde 1993, cuando el Limoges de Maljkovic ganó la Euroliga a Pallacanestro Treviso por 59-55 no se había registrado una final con tan pocos puntos. El Real Madrid hizo una gestión fatal del último minuto no consiguiendo tener el control del balón en ningún instante mientras Efes conseguía mantenerla gracias a rebotes ofensivos y faltas madridistas. Quizá la idea de Pablo Laso de no hacer falta a 17 segundos del final quedando 14 de posesión para los turcos condenó toda opción.

"Fue mi decisión no hacer falta. Creía que podíamos conseguir un rebote limpio y tener un último lanzamiento", admitió el preparador vitoriano quien, a toro pasado, admitió que no volvería a tomar la misma decisión. Lo cierto es que fue bastante insólito que el Madrid no buscase parar el partido para tener una opción de empatar y tras un lanzamiento en el último segundo de posesión de los turcos el balón estuvo en el aire sin control hasta que sonó la bocina. El final de partido, además de feo, fue uno de los más extraños que se recuerdan.

Efes repite título de Euroliga, aunque no creemos que la final la vayan a repetir muchas veces por televisión. El baloncesto defensivo volvió a triunfar en el Viejo Continente mientras al otro lado del charco vemos a los Warriors día sí y día también alcanzar 120 puntos. Ni que fuesen deportes diferentes con puntuaciones distintas. Al Madrid le toca mover ficha este verano.