Los medallistas más viejos y más jóvenes de la historia de los Juegos Olímpicos

Te descubrimos a las personas que con más y menos edad lograron colgarse una medalla en los Juegos Olímpicos

Para encontrar al medallista más joven en la historia de los Juegos Olímpicos, tenemos que remontarnos hasta 1896, en los primeros Juegos modernos de la historia. El afortunado jugaba en casa.

Dimitrios Loundras, componente griego del equipo de barras paralelas, se llevó la medalla de bronce con 10 años y 218 días, por lo que se convirtió, y sigue siendo hasta la fecha, en el deportista más joven en lograr una medalla. Además, Loundras posee otro récord y es que fue el último superviviente de los Juegos Olímpicos de Atenas 1896 cuando falleció en 1970.

Nadie podrá superar al griego este año en Tokio, pero sí habrá varios atletas que se podrían quedar cerca. Es el caso de Hend Zaza, que con 11 años representará a Siria en tenis de mesa, y a Sky Brown, que participará con Gran Bretaña en la prueba de skateboarding.

Para encontrar a la persona de más edad en conseguir una medalla, tan solo tenemos que avanzar unos cuantos años, hasta Amberes 1920, cuando el sueco Oscar Swahn se hizo con la medalla de plata en la prueba de tiro. Lo logró con 72 años, una auténtica barbaridad inimaginable hoy en día.

Pero es que sus récords no se quedan ahí. Ocho años antes, en Estocolmo 1912, ganó la medalla de oro con 64 años, siendo la persona de mayor edad en colgarse el oro. Además, es el participante mayor en unos Juegos Olímpicos.