Tokio 2020: En busca del dorado en baloncesto

España busca su cuarta medalla consecutiva en unos JJOO, cuando antes de Pekin 2008 sólo había conseguido una en toda su historia. El oro es el único metal que le falta a esta generación irrepetible, el torneo más abierto en mucho tiempo nos hace soñar con él.

Los 48 puntos anotados por Luka Doncic en su debut olímpico suponen la segunda mejor marca de la historia, sólo superados por los 55 que consiguió el Brasileño Oscar en Seúl 88

El tiempo, la experiencia y los brillantes resultados de los últimos 20 años nos han obligado a "creer" siempre en esta selección. Da igual si el equipo llega poco rodado, bajo de forma, con partidos que hayan dejado "algunas dudas" o con bajas importantes, "La Familia" siempre responde.

Sólo en estos últimos 20 años España ha conseguido 3 medallas olímpicas (2 platas y un bronce, sólo la mejor versión USA nos privó del oro), 2 oros mundiales y 8 medallas en el Eurobasket: 3 oros, 2 platas y 3 bronces. Ninguna selección, salvo USA, puede presumir de un palmarés así en el siglo XXI.

Para estos Juegos de Tokio 2020 venimos con casi todo el arsenal disponible, lastima la renuncia de Mirotic y la "baja" de Juancho ante la inexplicable negativa de los Wolves. Pero Scariolo puede presumir de mantener la base que nos hizo campeones del mundo en China 2019. El merecido MVP Ricky Rubio, que parece transformarse cuando se pone la camiseta de la selección, Marc Gasol, Willy, Rudy, Claver o Llull.
Además de los refuerzos del "renacido" Pau Gasol, El Chacho, Garuba, Abalde o Abrines.
Una selección que mezcla calidad, experiencia, fuerza, talento, veteranía y una pizca de juventud para afrontar el que puede ser para algunos el último acto de servicio a la selección: Pau, Marc, Rudy...

Después de un puñado de partidos de preparación con muy buenas sensaciones, sobre todo esa doble victoria ante una de las grandes favoritas a casi todo como es la Francia de Collet, España hizo su debut siguiendo esa misma línea. Los primeros partidos de cada competición nunca fueron el fuerte de una selección que siempre ha ido de menos a más, pero esta vez se ganó a Japón de forma solvente.

Doncic y los cruces

Pero a partir de ahí llegan curvas peligrosas, el siguiente partido será la repetición de la final del mundial de China, nos volvemos a ver ante la Argentina de Campazzo, Deck o Scola. Pero esta vez la historia parece muy diferente y España es clara favorita para el triunfo 1.241/4.

La selección debe ganar ese partido y jugarse la primera plaza del grupo ante una selección eslovena que de la mano de un extraterrestre como Luka Doncic, para el recuerdo su exhibición ante los argentinos en su debut en unos juegos, se ha convertido en un gran problema para todos sus rivales. Eslovenia gana medalla 2.01/1.

Sea cúal sea el resultado de ese partido, España no debería tener problemas para estar en los cruces de cuartos de final, los que te abren o cierran las puertas de las medallas. Para este torneo, cambia el sistema de competición y tras la primera fase habrá un sorteo entre los 8 equipos clasificados, de tal forma que será imposible hacer "cábalas" o "elegir" rival. Más iguldad y emoción.

Será el momento de la verdad, en la que la selección se suele encontrar más agusto cuando a la mayoría se les "hace bola", en el que esta generación de ensueño nos ha mal acostumbrado al éxito y a la que sólo le falta el oro en unos juegos. Viendo que hasta Tokio ha llegado la selección USA "más humana" porque no soñar con encontrar por fin el Dorado. España gana la medalla de oro 11.010/1.