¿Puede Carlos Alcaraz llegar al número uno?

El tenista murciano está ya en cuartos de final del US Open, un hito para un chico de su edad que pone sus expectativas por las nubes

Alcaraz ha pasado de estar rondando el puesto 500 del mundo, disputado Futures y Challengers, a ser animado por la pista Arthur Ashe del US Open

Carlos Alcaraz es el tenista más joven en la Era Abierta en alcanzar los cuartos de final del US Open, superando por apenas unos días la marca de un mito de este deporte como Andre Agassi. Es el cuartofinalista más precoz desde Michael Chang en 1990, además de ser el más joven del top 100 mundial y acabar de meterse entre los 40 mejores del ránking.

Alcaraz es el siguiente gran talento, la perla que acaba de darse a conocer al mundo y que ahora mismo no tiene techo. Porque ganar a un número tres del mundo en un Grand Slam y ante la pista más grande del planeta es un logro al alcance de muy pocos. Sobre sus hombros pesa una presión que puede ser su mayor enemigo y es que ahora mismo, en un país que sabe que a Rafael Nadal cada vez le queda menos cuerda, todos los ojos están puestos sobre este chico de El Palmar.

Su carrera lleva tres años siendo gestionada por Juan Carlos Ferrero, un número uno del mundo de esto y ganador de Grand Slams. No podría estar mejor acompañado en un viaje que apunta a ser largo, en el que estará junto a una figura campeona que sabe los altos y bajos de una carrera profesional.

Aterriza en el Top 40

Y es que ahora mismo todo parece un camino de rosas. En apenas año y medio, Alcaraz ha pasado de estar rondando el puesto 500 del mundo, disputado Futures y Challengers, a ser animado por la pista Arthur Ashe del US Open. Ha pasado de ser una promesa española, que reinaba en el circuito infantil y que despuntaba en Europa y en competiciones como la Copa Davis júnior, a estar con 18 años entre los 40 mejores del mundo.

Su precocidad es tal que ya ha batido marcas de los mejores. Ha ganado los primeros partidos que ha disputado en Melbourne, Roland Garros, Wimbledon y Nueva York. Y lo ha hecho siendo más joven que Rafael Nadal, Roger Federer y Novak Djokovic.

Aunque no le gustan las comparaciones, Alcaraz apunta a Federer como al jugador que más intenta parecerse, gracias a su estilo agresivo y su dominio con la derecha. "Ojalá algún día pueda jugar contra él", dijo el murciano. El camino es largo y no será fácil, pero todos los ingredientes del cóctel Alcaraz apuntan a que va a ser muy grande.

De momento, su siguiente reto será este miércoles contra el canadiense Felix Auger-Aliassime por un puesto en las semifinales del US Open.