Roland Garros

Nadal vs. Djokovic: ¿duelo en los cuartos de Roland Garros?

Es la peor gira de tierra de la carrera de Nadal, que no solo no ha ganado ningún torneo sino que siquiera ha llegado a unas semis.

El balear terminó muy tocado en Roma y nunca había llegado tan mal a París. Confiar en sus posibilidades es ahora una cuestión de fe.

La derrota ante Denis Shapovalov en los octavos de final de Roma deja muchas incertidumbres en cuanto al estado de Rafael Nadal. La principal es física. ¿Cómo está Nadal? Al manacorense se le vio renqueante en el último set. Cojeando visiblemente, algo que no es normal en él.

En rueda de prensa afirmó que no es una nueva lesión, que es algo crónico en el pie con lo que tiene que convivir en el día a día. Una explicacion que descarta nuevos problemas, pero que no da ningún tipo de seguridad de cara al Grand Slam que comienza en nueve días y para el que era uno de los favoritos.

Caer ante Shapovalov también implica que el español pierde buena parte de los 1.000 puntos que defendía en Roma y que caerá hasta el quinto puesto del ránking. Esto tendrá consecuencias de cara a Roland Garros, ya que no estará entre los primeros cuatro cabezas de serie y podría medirse con Novak Djokovic en los cuartos de final del torneo. La última vez que eso ocurrió, en 2015, venció el serbio.

Nadal, derrotado en tierra batida

Además, Nadal nunca había ofrecido tan malos números en tierra batida en la antesala de París como este año. Nunca había llegado hasta este punto de la temporada sin una final en tierra. En 2015, en la peor gira de tierra batida de su carrera, al menos llegó hasta la final del Masters 1.000 de Madrid. Esta campaña ni eso, aunque es cierto que se perdió Montecarlo y Barcelona por lesión.

Los cuartos de final en Madrid y los octavos en Roma dejan al balear en una situación muy delicada de cara a intentar el asalto al decimocuarto Garros. Siempre ha sido capaz de salir adelante en estas situaciones, pero con Carlos Alcaraz descansado y un Djokovic en ascenso, sus opciones de un milagro este año parecen más limitadas.