Los récords de Roger Federer

Roger Federer anunció esta semana su retirada del tenis
https://www.betfair.ES/sport/tennis

El suizo ha logrado algunos de los mejores registros de la historia del tenis

Los récords de Federer dan para un libro

Roger Federer colgará la raqueta el próximo fin de semana después de la Laver Cup de Londres. Será su última aparición en un torneo oficial, aunque seguirá disputando exhibiciones, como dejó claro en el comunicado de su retirada.

¿Qué deja atrás el suizo? Una carrera en la que ha disputado más de 1.500 partidos, de los que ha ganado 1.251, 103 títulos, 20 Grand Slams, 310 semanas como número uno, 237 de ellas de forma consecutiva, una medalla de oro olímpica en dobles y una plata en individuales y muchos, muchos récords.

GRAND SLAMS

Federer es el único jugador en la historia en llegar a diez finales de Grand Slam consecutivas, como logró entre Wimbledon 2005 y Australia 2008. También es el único en llegar a 23 semifinales de Grand Slam consecutivas y 36 cuartos de final seguidos. Es el tenista con más partidos jugados en Grand Slam (429) y más victorias (369).

Fuera de los Grand Slams, Federer es el único que ha ganado 24 finales de torneos consecutivas, el que más victorias en cemento seguidas consiguió, con 56, y el único que ha sido capaz de ganar seis o más veces siete torneos diferentes, siendo sus récords Halle y Basilea, con diez triunfos en cada sitio.

Además, Federer tiene el récord de semanas consecutivas en el número uno, con 237, y es el único que ha terminado en lo más alto tres años consecutivos (2005, 2006 y 2007) sin caerse en ningún momento.

Nadie en la historia ha ganado más títulos en hierba y cemento que él y tampoco nadie ha conseguido ganar sus siete primeras finales de Grand Slam, como él hizo entre Wimbledon 2003 y Roland Garros 2006.

Federer es el hombre con más semifinales en Australia, con más títulos en Wimbledon y el único capaz de ganar cinco veces seguidas en Nueva York. También es el único que ha ganado en seis ocasiones la Copa de Maestros.

Uno de sus récords más brutales es que nunca se ha retirado de un partido en juego.