Otros Deportes

Los 5 nuevos deportes olímpicos en los que España solo sueña con metal

España no tiene Federación de dos de los cinco nuevos deportes olímpicos de 2028

Los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 2028 acogerán cinco nuevas disciplinas donde nuestro país ha sido tradicionalmente irrelevante

El deporte olímpico no para de reinventarse en busca de enganchar a todo tipo de audiencias. Si los Juegos Olímpicos de Tokio vieron la llegada de deportes urbanos y juveniles como la escalada, el skateboarding o el surf, el evento de Los Ángeles 2028 acaba de anunciar la llegada de cinco nuevos deportes en los que España tiene escasas opciones de hacer algo importante.

Los Juegos Olímpicos del próximo verano en París verán en liza 32 disciplinas con el estreno del 'Break Dance' como principal novedad. Este deporte, sin embargo, parece que será un 'one hit wonder' porque no ha pasado el corte para estar en 2028 junto a otros tres deportes que se han quedado fuera como el kickboxing, el karate y el karting.

Así las cosas, los nuevos deportes que estarán en la soleada California son el béisbol-softbol, el cricket, el lacrosse, el squash y el flag football. En España, estos deportes son muy minoritarios y la mayor parte de la gente ni los practica ni se conoce las normas, pero el Comité Olímpico Internacional, en su afán por contentar a los grupos mediáticos anglosajones, se ha decantado por estas disciplinas.

Cómo es cada disciplina

El flag football, sin ir más lejos, atiende a una petición de la NFL para apuntar a las superestrellas del deporte norteamericano a una cita en la que son anfitriones.

Este deporte se juega sin protecciones y a diferencia del fútbol americano no permite los placajes. Para detener a tu oponente tiene que quitarle unas cinta que van adosadas a su cuerpo. El sistema de puntuación es muy similar al de la liga norteamericana con touchdowns.

Del beisbol y el softbol -que van en el mismo paquete- poco hay que explicar más que se trata de un deporte principalmente practicado en Norteamerica y regiones caribeñas.

El primero se estrenó para los Juegos Olímpicos de Barcelona y el equipo que más coronas olímpicas ha obtenido es Cuba con un total de tres. Mientras que el softball entró en competición en 1996 siendo intermitente su presencia. Estados Unidos es triple ganador olímpico de la disciplina.

En ambos casos, destaca que aparecen y desaparecen del calendario olímpico con mucha facilidad.

En cuanto al squash se trata de una disciplina que se estrenará en el calendario olímpico y que le ha ganado la partida a su hermano menor, el pádel, pese a la popularidad de este último en los últimos años con torneos muy lucrativos y cada vez más practicantes.

El squash ha sido un deporte jugado habitualmente por la élite de la sociedad y que obliga a una extraordinaria destreza con la raqueta. Tras muchos años opositando, este deporte tendrá su oportunidad en Los Ángeles.

Muy complicado para España

Siguiendo las lista de novedades encontramos el lacrosse, un deporte que si por algo lo conocen algunos españoles es por aparecer en películas de instituto norteamericanas.

Como el flag football, este deporte no tiene ni siquiera tienen federación española reconocida por el Consejo Superior de Deportes poniendo más que en duda que nuestro país tenga algún interés en despuntar en una disciplina donde se juega con palos con red y donde usa esa herramienta para marcar más goles que un rival en las porterías.

Finalmente, el Comité Olímpico Internacional quiso atraer a una parte del mundo que sistemáticamente da la espalda al evento y no es otra que la India.

Con más de 1.500 millones de audiencia potencial, el COI no se podía permitir ignorar el deporte más popular del subcontinente asiático y tras estrenarlo en los Juegos de 1900 lo ha querido repescar para la edición de 2028. A buen seguro que India tiene opciones para mejorar un palmarés que incluye un escaso bagaje de 10 oros olímpicos en toda su historia.