Giro de Italia: la etapa más larga en el peor momento para Bernal

Día para los rodadores y los corredores explosivos.
Día para los rodadores y los corredores explosivos.

El Giro de Italia afronta su decimoctava etapa entre Rovereto y Stradella en un recorrido muy llano, pero que se complica al final con varias cotas cortas y explosivas. Oportunidad de oro para una fuga, aunque cuidado con los favoritos.

La decimoctava jornada del Giro parece propicia para que Bernal pueda recuperar algo de piernas al no haber dificultades montañosas, aunque ojo con los posibles abanicos y con el ritmo que quieran marcar el resto de equipos.

CUOTAS AL GANADOR DE LA DECIMOCTAVA ETAPA DEL GIRO DE ITALIA
Jueves, 27 de mayo

El Giro de Italia tiene esa magia que lo convierte en una carrera impredecible. Todo hacía indicar que Egan Bernal lo tenía todo bajo control para ganar su primera maglia rosa, pero las cosas se han torcido en las últimas horas para el ciclista colombiano. Cedió un minuto en la última jornada de montaña ante Simon Yates y si no llega a ser por su compañero Daniel Felipe Martínez, a buen seguro que, estaría lamentando una hemorragia mucho mayor en una clasificación general donde mantiene poco más de dos minutos con Damiano Caruso y tres con Simon Yates.

La decimoctava jornada del Giro parece propicia para que Bernal pueda recuperar algo de piernas al no haber dificultades montañosas, aunque ojo con los posibles abanicos y con el ritmo que quieran marcar el resto de equipos tras el baño de confianza que supuso ver sufrir al líder. Los 231 kilómetros de etapa no tienen dificultades montañosas hasta el kilómetro 190. En ese punto se encadena cuatro repechos -sólo uno puntuable de cuarta categoría- que prometen destrozar el pelotón y quien sabe si algún favorito querrá probar a la maglia rosa.

En condiciones normales habrá una fuga que debería llegar a meta, pero con el nuevo escenario de un Bernal débil muchos no querrán pasar la oportunidad para probar al líder. Las cuatro 'tachuelas' antes de la meta en Stradella son ascensiones que evocan a las clásicas belgas habiendo una que debe hacer pupa con 1,4 kilómetros al 7,5% de desnivel. El resto se maneja en torno al 5% con subidas más tendidas de cuatro kilómetros.

El terreno es idóneo para que Peter Sagan apueste y gane siendo el principal favorito para la etapa a cuota 7.5013/2. Tras varios días a la sombra, esta etapa aparece marcada en rojo en el calendario del tricampeón del mundo como su última opción para mejorar su cuenta de triunfos en este Giro. Otro que puede pujar por el triunfo en una llegada en pelotón reducido es un Diego Ulissi que tuvo una gran actuación en la última jornada de montaña. A 13.0012/1 nos parece una cuota más que aceptable para el italiano compartiendo esta misma cuota con Fernando Gaviria y Alberto Bettiol.

Este último es un corredor de mucha clase que buscará cazar la etapa en una fuga, aunque veremos si hay batalla en esos 40 kilómetros finales que se harán con mucha fatiga en las piernas tras más de cinco horas pedaleando. Nos gusta mucho las opciones de viejos rockeros que se infiltran con facilidad en fugas como Luis León Sánchez a 51.0050/1 o Bauke Mollema a 76.0075/1. Su instinto ganador debe hacerles saber rematar más pronto que tarde una escapada.

En la clasificación general las cosas han cambiado y las cuotas también. Sigue Bernal como favorito, pero ha caído hasta el 1.364/11 su triunfo, mientras que Simon Yates cotiza al alza tras su exhibición de este miércoles. El inglés cotiza ahora a 5.509/2. Damiano Caruso se presenta como el tercero en discordia para llevarse la general a 7.006/1 siendo una buena oportunidad si finalmente vemos a Bernal que su flojera no fue flor de un día.