Vuelve Márquez, pero el favorito es Bagnaia

Las motos de Márquez vuelven a estar en el paddock
Las motos de Márquez vuelven a estar en el paddock

Marc Márquez está de regreso a MotoGP tras 110 días alejado de la carreras. El ocho veces campeón espera tener ritmo para pelear por el podio

Márquez es consciente de que a día de hoy no se le puede ni se le debe exigir una victoria, pero sí que vaya cogiendo la forma de cara a 2023

El circuito de Alcañiz acoge el regreso de Marc Márquez al Mundial de MotoGP en un clima de máxima expectación. ¿Será a la cuarta reaparición la definitiva para el ocho veces campeón? Desde que se lesionó el húmero a principios de 2020, el piloto de Honda ha vivido un calvario que espera terminar este mismo fin de semana.

Márquez es consciente de que a día de hoy no se le puede ni se le debe exigir una victoria, pero sí que vaya cogiendo la forma de cara a 2023, momento en el que podrá pelear por el Mundial con los nuevos enemigos ahora surgidos. Hablamos de Fabio Quartararo, Pecco Bagnaia y Aleix Espargaró.

Ellos tres protagonizan una lucha más que cerrada por el Mundial. Está el líder y vigente campeón Quartararo dosificando una ventaja que llegó a ser de casi 100 puntos con Bagnaia en el ecuador del Mundial. Ahora el italiano está a apenas 30 puntos del francés tras haber cogido una racha que sólo Márquez había firmado en la última década en MotoGP.

Bagnaia ha ganado las últimas cuatro carreras disputadas y quiere la quinta para poner el Mundial patas arriba a falta de cinco carreras. El piloto de Ducati es un poco extremista en sus resultados como demuestra una estadística: en las últimas nueve carreras o ganó o se cayó. No hay punto medio.

El tercero en discordia es un Aleix Espargaró que está a 33 puntos de Quartararo y que esperará agazapado a un error de los 'gallos' para poner a su Aprilia en lo más alto. El piloto catalán se sabe inferior a los dos que le preceden en la clasificación, pero tampoco es menos cierto que Quartararo y Bagnaia pueden tener una lucha cuerpo a cuerpo y cometer errores.

Los planes de Marc

Las espadas están en todo lo alto en el regreso de un Márquez al Mundial con una misión: mejorar la vergonzosa novena posición de Honda en constructores. El equipo hegemónico de la categoría atraviesa un bache sin precedentes y se ha visto rebasado sistemáticamente por las Ducati y las Aprilia.

Márquez buscará encontrar el punto a su moto de cara a 2023 y de paso podría ser el juez final del Mundial como ya hiciera en 2015 privándole de la décima corona Mundial a Valentino Rossi. Para ello, el ilerdense deberá coger la forma y la confianza perdida en una categoría que se ha descontrolado en su ausencia.

Aragón podrá disfrutar de una carrera que suele regalarnos muchos adelantamientos y donde la Ducati parece que va como un misil. Bagnaia ambiciona meter más presión a un Quartararo que hace dos meses se veía bicampeón del mundo. Era cuando Pecco tocó fondo tras varias caídas y un desafortunado incidente nocturno en Ibiza.