Moto GP

Vuelve Andrea Iannone, el piloto de MotoGP al que le cayó una sanción histórica por dopaje

Iannone fue sancionado por consumo de drostanolona. Inicialmente le cayeron 18 meses de suspensión que luego fueron ampliados

El italiano, de 33 años, vislumbra su regreso a la máxima categoría tras cuatro temporadas a la sombra.

MotoGP asistió perplejo a finales de 2019 a un caso de dopaje. Andrea Iannone, un fijo en la máxima categoría, dio positivo por drostanolona, un producto que ayuda a incrementar la masa muscular. El suceso se produjo en el Gran Premio de Malasia y el italiano dijo que había comido carne contaminada para haber dado esos valores anómalos.

Conocido como 'The Maniac', Iannone recibió una sanción de 18 meses sin competir en MotoGP por parte de la Federación Internacional de Motociclismo. El piloto no estaba nada satisfecho con el dictamen y lo reclamó hasta las últimas consecuencias, elevando el caso al Tribunal Superior de Arbitraje (TAS).

El italiano contó en todo el proceso con el apoyo de la marca Aprilia, para la que pilotó en ese 2019. El equipo de Noale estaba tan convencido de su inocencia que ni fichó a un piloto sustituto para 2020, creyendo que ganarían el caso en el TAS. El alto tribunal, sin embargo, sorprendió a todo el mundo con su resolución final.

En lugar de 18 meses de sanción, el TAS estableció que Iannone estaría vetado de las carreras de motociclismo durante cuatro años, la sanción más dura de la historia. Consideraban que Iannone había tomado ese producto sin medida para mejorar su rendimiento en las carreras y que en Malasia no había carne contaminada. El jarro de agua fría tanto para el piloto como para la marca fue tremendo.

Se ofrece a volver

Iannone será libre para volver a competir en diciembre de 2023 y el mercado de MotoGP ya se está abriendo esta temporada tras completarse el primer tercio de la temporada. "Por ahora es pronto para decir dónde regresaré. No queda mucho para que termine mi sanción, ya que un año pasa rápido. Es hora de sentar las bases del futuro para entender qué opciones tengo. Por dentro estoy preparado, estoy entrenado y puedo ir bien con la moto. Obviamente hay algunas preguntas", dijo.

El piloto ha visto cómo su hueco en Aprilia ha sido ocupado por dos españoles como Aleix Espargaró y Maverick Viñales y con ambos obteniendo muy buenos resultados. "Aprilia y yo nos dimos la mano sin que nadie nos obligara, de hecho, la considero una familia. Al final el pasado quedó atrás y solo queda mirar hacia el futuro", dijo sobre su situación.

La marca italiana ha permitido a Iannone coger su moto de esta temporada y dar unas vueltas a modo de exhibición en su circuito privado. Al piloto le han ofrecido el papel de probador en el equipo, aunque si alguno de los dos pilotos españoles -con contrato ambos para 2024- decidiese salir tendría las puertas abiertas del equipo. La marca busca italianizarse descaradamente y competir con Ducati.

El principal problema que Iannone se va a encontrar en su regreso a MotoGP son los 34 años de edad que tendrá en el momento del inicio de la próxima temporada. Pese a haber ganado carreras en Moto3, Moto2 y MotoGP, el piloto sabe que no es tan sencillo que un veterano que viene de cuatro años parado obtenga una oportunidad.

De volver, sería el segundo piloto más viejo de la parrilla -por escasos días de distancia con Aleix Espargaró- siendo este un precedente de lo más extraño. También es cierto que esta temporada un viejo rockero como Dani Pedrosa -tras cinco años retirado y con 37 años- ha reaparecido para conseguir ser séptimo en el Gran Premio de Jerez de 2023.

"No se si volveré en MotoGP o Superbikes, pero me veo preparado para ello, es lo que he hecho siempre", zanjó un Iannone que se ve como Valentino Rossi compitiendo hasta los 40. En el mundo del motor cosas más impresionantes se han visto y si no que pregunten a Fernando Alonso y su temporada de ensueño con Aston Martin habiendo pasado ampliamente los 40 años.