Los 6 circuitos que han acogido carreras del Mundial de Motociclismo en España

España es el país que actualmente tiene más carreras en su territorio del Mundial de Motociclismo en el calendario

Montjuic, Jarama, Jerez, Montmeló, Cheste y Motorland Aragón son los escenarios de las carreras de motociclismo en España

El motociclismo en España tiene un enorme arraigo, pese a que nuestro país no fue uno de los incluidos en la fundación del Mundial de Motociclismo.

La competición fue fundada en 1949 y hasta 1951 España no albergó una carrera en su territorio con la celebración del Gran Premio de Montjuic (Barcelona). Desde entonces, nuestro territorio siempre ha organizado una prueba anual del campeonato.

Actualmente, España es el país con más citas en el calendario del Mundial de Motociclismo albergando hasta cuatro en algunas temporadas, aunque en esta última han sido tres carreras. La gran riqueza y variedad de circuitos en la península ibérica ha hecho que pocos puedan resistir a sus encantos.

A continuación, enumeramos los seis circuitos que han acogido pruebas mundialistas:

1) Montjuic

Se trata de un circuito semiurbano que ha acogido carreras en el entorno de Barcelona desde 1908.

Montjuic ha albergado Grandes Premios de Fórmula 1 y de Motociclismo en un trazado ratonero de 3.790 metros y 12 curvas.

Su enorme desnivel, al estar en una montaña, marca las diferencias. Acogió carreras hasta 1976, cuando se dejó de visitar por motivos de seguridad al haber habido varios incidentes mortales.

2) Jarama

El circuito madrileño apareció por primera vez en el Mundial de Motociclismo en 1969 impulsado por el éxito del piloto del 12+1.

El trazado alternó durante ocho años con Montjuic, hasta que posteriormente se quedó con la hegemonía del Gran Premio de España durante una década.

En 1998 se corrió allí por última vez. Con 3.850 metros de longitud y 13 curvas es uno de los circuitos más divertidos que hay en España.

3) Jerez

El circuito andaluz apareció en 1987 y ya nunca más salió del calendario del Mundial de Motociclismo, siendo un lugar de peregrinaje de los más moteros de España.

Se trata de un circuito mucho más moderno que los anteriormente mencionados al poseer grandes escapatorias y medidas de seguridad de última generación.

Sus 4.423 metros de longitud y sus 13 curvas han visto competir a grandes campeones de las dos y las cuatro ruedas.

4) Montmeló

Entró en el calendario en 1992, aprovechándose del legado de los Juegos Olímpicos de Barcelona.

Se trata de un circuito más pensado para coches que para motos, pero que tiene su encanto. Posee 4.675 metros de longitud distribuidos en 16 curvas y es de mayor capacidad de toda España con sitio para 140.000 espectadores.

Hay rumores de que en un futuro Dorna podría prescindir de esta cita si el Mundial se sigue internacionalizando.

5) Cheste

El circuito valenciano se estrenó en 1999 e inmediata ha sido un fijo en el Mundial acogiendo la tradicional última carrera de la temporada.

Cheste es un circuito pensado para motos con curvas y rectas estrechas que impiden -por normativa de la FIA- albergar un Gran Premio de Fórmula 1.

Con 4.005 metros de longitud y 16 curvas, este trazado destaca por tener un diseño americanizado con óvalos que los convierten en algo totalmente distintos a los tradicionales circuitos europeos.

6) Motorland Aragón

El último circuito español en aparecer en el Mundial está en Alcañiz (Teruel) y se inscribió en 2010.

A diferencia del resto, es uno de los trazados más largos del Mundial con más de 5.000 metros de longitud y 16 curvas. Como Cheste, es un circuito que no tiene grandes escapatorias y que está 'semivetado' para acoger carreras de Fórmula 1.

En el Mundial de Motociclismo su posición es delicada, tras haber entrado y salido del calendario en los últimos años.