La lección de Alonso y Piastri a Alpine

Alpine sólo tiene garantizado a Ocon
Alpine sólo tiene garantizado a Ocon

El equipo francés se ha quedado compuesto y sin pilotos para 2023 tras jugar a dos bandas durante todo el año. Ahora tendrán que pagar por uno nuevo

Alpine pensaba tener la sartén por el mango creyendo que podía decidir los tiempos

Es alucinante la de vueltas que puede dar la Fórmula 1 en apenas unos días. Fernando Alonso y Oscar Piastri se han cobrado su cumplida venganza contra Alpine después de ver cómo el equipo francés jugaba con los intereses de los dos sin el más mínimo rubor. Ahora ambos se han aliado y han dejado tirado a la escudería de motor Renault.

¿Cómo ha sido la jugada maestra? Alpine pensaba tener la sartén por el mango creyendo que podía decidir los tiempos. El equipo francés quería ofrecerle a Fernando Alonso un contrato anual a partir de 2023 que iría revisando cada año por si su rendimiento bajase por culpa de su edad.

Alpine, sin embargo, sabía perfectamente que esa triquiñuela era una mera excusa para contentar al asturiano y sentar en 2024 a Piastri en su asiento. El piloto australiano iba a ser cedido en 2023 a Williams y si rendía bien allí tendría el asiento de Alonso para él a partir del año siguiente.

Viendo cómo se movía el mercado y con la ayuda de Mark Webber -ex piloto de Fórmula 1, agente de Piastri e íntimo de Alonso-, los tres trazaron un plan que les beneficiaría a las dos partes y que dejaría a Alpine al borde del ridículo como así ha terminado sucediendo.

La clave han sido los tiempos y que, en realidad, ambos pilotos tenían buenas ofertas. Así las cosas, Fernando Alonso esperó a que Oscar Piastri pudiese liberarse de su contrato con Alpine -a partir de 31 de julio de 2022 podía hablar con otros equipos si su futuro no estuviese resuelto- para anunciar un día después que fichaba por sorpresa por Aston Martin.

Alonso ejecutaba así la primera palanca de su plan de revancha con Alpine, pero no la única. El asturiano se empeñó en dejar por mentiroso al jefe de equipo, Otmar Szafnauer, quien decía que no podía hablar con él porque estaba en un barco en Grecia sin cobertura. Fernando se encargó de demostrar por redes sociales de que estaba en Asturias ayer martes.

La parte de Piastri

Pero la cosa no quedó ahí, Alpine se tiró a la piscina sin consultar con Piastri y por la tarde anunciaban que el piloto 'de su escuela' sería el que conduciría el coche en 2023. Claro que nadie de la escudería había hablado ni con Piastri ni con Webber sobre si el piloto había alcanzado un acuerdo con otro equipo durante el breve espacio de tiempo que tuvo para negociar.

Piastri, a las dos horas del anuncio de su promoción en Alpine, salió para desmentir que la próxima temporada vaya a conducir el coche francés dejando entrever que ya tiene un acuerdo con otro equipo. Todos los caminos llevan a una escudería McLaren que está muy descontenta con Daniel Ricciardo.

¿Y por qué Piastri ha actuado así? El hecho es que el piloto corría con todo el riesgo de haber salido el plan de Alpine. La escudería le quería en 2024 y con condiciones de buen rendimiento en Williams sabiendo que no todo el mundo consigue hacerlo bien allí y que habitualmente los que no triunfan salen por la puerta de atrás de la Fórmula 1.

Es por ello, que el australiano exploró el mercado y vio que un equipo puntero como McLaren estaba interesado en él sin tener que pasar la prueba del Williams. Piastri ni lo dudó un segundo. Y tres cuartos de lo mismo se puede decir de un Alonso que quizá se hubiese quedado fuera de la Fórmula 1 en 2024 de haberse quedado en Alpine.

Alonso ahora tiene proyecto hasta 2025 garantizado con Aston Martin e incluso podría desvincularse del equipo si los resultados no cumplen con las expectativas. El hecho es que Fernando tendrá contrato garantizado hasta los 44 años siendo un récord en los tiempos modernos.

El que más perjudicado ha quedado por todo el proceso era un equipo Alpine que pensaba tener la sartén por el mango y que ahora se ha quedado sin pilotos. Tendrán que pagar por encontrar a alguien para 2023 para el asiento de Alonso y seguramente un piloto con menos nivel. 'El Plan' les ha salido por una ruina.