Los pilotos con más victorias en Fórmula 1 y que nunca ganaron un Mundial

La vida muchas veces es injusta en la F1. Hay campeones del mundo que lo consiguieron con apenas tres victorias en toda su carrera.

Mike Hawthorn apenas consiguió tres en toda su carrera... y fue campeón del mundo.

El sueño de muchos niños apasionados por el motor siempre ha sido ganar un Mundial de Fórmula 1, pero sólo 34 pilotos han podido inscribir su nombre en el palmarés de la categoría por antonomasia del mundo de los coches. Muchos de ellos necesitaron muchas victorias para poder alcanzar este hito, mientras que otros apenas un puñado de ellas.

Mike Hawthorn solo consiguió tres triunfos en toda su carrera y fue campeón en 1958 con una victoria en toda la temporada. Muchos pensarán que eran otros tiempos y que los mundiales eran mucho más baratos que a día de hoy, pero nada más lejos de la realidad. Los que han conseguido inscribir su nombre en el Mundial han sudado tinta para conseguirlo y muchos incluso lo pagaron perdiendo la vida.

A continuación vamos a repasar los nombres de los pilotos que más victorias han logrado en el Mundial de Fórmula 1 pero que nunca consiguieron ganar un campeonato, centrándonos en los que consiguieron al menos 10. Los hay de todas las generaciones y de una gran variedad de países en este recorrido histórico. Lo vamos a contar de más a menos victorias:

Stirling Moss: 16 victorias

Viendo los números del piloto inglés parece increíble que no se llevase un Mundial a casa. Ganó el 24,24% de las carreras que disputó en Fórmula 1 para un total de 16 victorias, pero nunca levantó el campeonato.

Fue subcampeón en cuatro ocasiones -tres contra Juan Manuel Fangio y una contra Mike Hawthorn- en una andadura en Fórmula 1 que tuvo lugar de 1951 a 1961.

David Coulthard: 13 victorias

El piloto escocés fue el escudero de Mika Hakkinen en sus dos títulos con McLaren, luego se dio de bruces contra el mejor Michael Schumacher y finalmente puso como piloto la primera piedra en lo que es hoy en día Red Bull.

Ganó 13 carreras en 246 Grandes Premios siendo subcampeón en 2001 y tercero en la general en cuatro ocasiones. Fue el piloto que sustituyó al malogrado Ayrton Senna tras su trágico fallecimiento en 1994.

Carlos Reutemann: 12 victorias

Este piloto argentino ganó 12 carreras a lo largo de casi una década en la Fórmula 1, apuntándose su primer éxito en 1974 y el último en 1981, cuando obtuvo su mejor resultado como subcampeón de la categoría.

Muchos dicen que tenía que haber ganado el Mundial de 1982, pero se retiró por problemas con los directivos de Williams-Renault. Ese título fue uno de los más baratos de la historia y se lo llevó Keke Rosberg venciendo en una sola carrera en toda la temporada.

Felipe Massa: 11 victorias

El brasileño fue campeón durante unos segundos en 2008 hasta que Lewis Hamilton adelantó en los últimos metros del Gran Premio de Brasil a Timo Glock. Esa carrera fue el undécimo y último triunfo de Massa en la Fórmula 1 y nunca volvería por sus fueros tras un grave accidente en 2009 que le deformó la cara.

El piloto brasileño pasó a ser un escudero en Ferrari de Fernando Alonso, pero nunca volvió a estar cerca de luchar por un Mundial.

Rubens Barrichello: 11 victorias

Otro piloto con 11 victorias en su palmarés y que no pudo ser campeón. Vivió a la sombra de Michael Schumacher siendo subcampeón del mundo con Ferrari en 2002 y 2004. Le llegó su gran oportunidad con Brawn GP en 2009 con los coches que volaban con los difusores.

Su compañero Jenson Button fue quien aprovechó la oportunidad que se le presentó, mientras que el brasileño sumaba en esa temporada su última victoria.

Ronnie Peterson: 10 victorias

El piloto sueco fue dos veces subcampeón del mundo en 1971 y en 1978. Sumó un total de 10 victorias, que podrían haber sido más de no haber fallecido en el Gran Premio de Italia de 1978 por un terrible accidente con su Lotus.

Su estilo agresivo y rápido de conducción era único, pero nunca recibió el premio de ganar un Mundial y eso que cuando perdió la vida podía ser matemáticamente campeón.

Gerhard Berger: 10 victorias

Nunca estuvo cerca ni de ganar un Mundial, pero era el compañero ideal y el prototipo de segundo piloto o escudero que actualmente impera en el paddock. El austríaco ganó 10 carreras corriendo para equipos como Ferrari, McLaren o Bennetton y su mejor resultado mundialista fueron dos terceros puestos en 1988 y 1994.

Curiosamente, su primera victoria en el Gran Premio de México de 1986 fue también la primera victoria de la escudería Benetton... y su último triunfo en el Gran Premio de Alemania de 1997 también fue el último que registró ese mismo equipo en la Fórmula 1.