Los años 'a la basura' de Fernando Alonso por no tener coches competitivos

El asturiano no ha tenido monoplazas competitivos en la mayoría de Mundiales de Fórmula 1 en los que ha competido.

De las 20 temporadas que lleva en Fórmula 1; podemos decir que 11 de ellas han sido en monoplazas que no han estado a su altura.

10 años después de estar regularmente en el podio con Ferrari, Fernando Alonso vuelve a tener un coche competitivo que le puede hacer aspirar a ganar su tercer Mundial de Fórmula 1. El asturiano tomó la arriesgada decisión de fichar por Aston Martin el pasado verano y, por una vez, ha acertado de lleno subiéndose al barco del coche más emergente.

Fernando Alonso, pese a su enorme talento, no ha tenido siempre el mejor coche de la parrilla ni uno de los llamados 'top-3' para pelear por el Mundial. Mucha gente ha cuestionado sus decisiones en determinadas temporadas, pero lo que parece evidente en este cruel mundo de la Fórmula 1 es que el coche manda a día de hoy más que el talento del piloto.

El bicampeón del mundo ha tenido que vivir varias temporadas 'tiradas a la basura' por no tener el coche adecuado. De hecho, de las 20 temporadas que lleva en Fórmula 1, podemos decir que 11 de ellas han sido en monoplazas que no han estado a su altura. A continuación vamos a recordar con qué coches poco competitivos pilotó Fernando en su carrera, de lo que antes hemos distinguido como que no fuesen 'top-3' de los que hay en la parrilla:

MINARDI 2001

Fernando Alonso debutó en la Fórmula 1 con un monoplaza que era muy pobre. Su mejor resultado fue un décimo puesto en el Gran Premio de Alemania, aunque esa experiencia le valió para llamar la atención de equipos más potentes como Renault. Minardi desaparecía poco tiempo después sin tener un impacto en el 'Gran Circo'.

RENAULT 2004

El coche menos fiable de la historia del fabricante francés. Ese Renault se rompía con sólo apretarle un poco las bujías y, para muestra, cinco retiradas de un Fernando Alonso que al menos construyó de cara a la temporada siguiente en la que sería campeón. El asturiano no consiguió ni ganar una sola carrera a lomos de ese coche.

RENAULT 2008-2009

El asturiano ganó dos carreras en 2008 gracias a sus increíbles manos y a alguna maniobra poco legal que al tiempo le costaría su carrera a Flavio Briatore. Ese Renault era una auténtica patata que se vio superado sistemáticamente por los McLaren, los Ferrari e incluso los Red Bull.

FERRARI 2014

La entrada de la era híbrida dejó retratado a Ferrari como un equipo que tenía un departamento de innovación y desarrollo bastante anticuado a tenor de los resultados. De ser subcampeón en 2013, a apenas conseguir dos podios en toda la temporada y terminar sexto del campeonato. Los italianos siguen sin ser competitivos desde aquel momento en cuanto a luchar por mundiales.

MCLAREN 2015-2018

Esta fue, sin duda, la peor decisión en la carrera de Fernando Alonso. Fichó por un matrimonio bien avenido que terminó como el rosario de la aurora en su segunda etapa. Los británicos culpaban a los japoneses de hacer malos motores, mientras que los nipones decían que el diseño de los europeos era malo. Esas desavenencias las terminó pagando un Fernando que no logró ningún podio en toda esta etapa y que se daba con un canto en los dientes logrando entrar en los puntos.

ALPINE 2021-2022

Fernando Alonso decidió volver a la escudería donde había cosechado sus grandes éxitos tras un retiro de dos años en la Fórmula 1. Los galos no consiguieron darle un coche competitivo siendo el cuarto mejor de la parrilla. Los problemas con su compañero Esteban Ocon y con directivo, Otmar Szafnauer, precipitaron que el español decidiese no retirarse vistiendo los colores de este equipo. Un podio fue su bagaje total en esta aventura.