La asombrosa evolución del sistema de puntuación en la Fórmula 1

La Fórmula 1 no ha reformado la manera de puntuar los Grandes Premios desde el año 2010, aunque cuando la acometió lo hizo de forma radical

Hasta 1991, la Fórmula 1 no puntuaba para la clasificación todas las carreras de los pilotos esa temporada

Antes de leer este artículo les advertimos de que la estadística del piloto que más puntos ha logrado en toda la historia de la Fórmula 1 les parecerá que no sirve para nada.

El 'Gran Circo' ha evolucionado su manera de dar los puntos a los pilotos hasta tal modo que, actualmente, el que consigue un quinto puesto obtiene tanto botín en forma de puntos como el ganador de una carrera entre 1991 y 2009.

1950: Estreno con 23 puntos en juego

La Fórmula 1 se estrenó en 1950 con un sistema en el que sólo puntuaban cinco pilotos, consiguiendo el ganador un botín de 8 puntos, seguido por los 6 que se daban al segundo, los 4 que recaían en el tercero, los 3 del cuarto y los 2 puntos para el quinto.

El sistema además daba, como en la actualidad, un punto a la vuelta rápida de carrera manteniéndose esta circunstancia hasta 1959.

Llama poderosamente la atención que durante estos primeros años de vida de la Fórmula 1 sólo contaban los cuatro mejores resultados de los pilotos en toda la temporada de cara a las puntuaciones del Mundial, no siendo relevante la fiabilidad. Este sistema fue variando en cuanto al número de carreras que se tenían en cuenta para la clasificación del mundial conforme la competición se ampliaba en Grandes Premios.

De hecho, de 1981 a 1990 contaban los 11 mejores resultados para el Mundial, cayendo la norma tras esa temporada.

No se premiaba la regularidad y la fiabilidad de unos pilotos que sabían que tenían un par de balas en la recamara si algún Gran Premio se les cruzaba. Al fin y al cabo podían borrar ese resultado para el Mundial, y esto hacía que los equipos tomasen riesgos a la hora de introducir evoluciones muy radicales.

El sistema tuvo estabilidad relativa

Volviendo a los puntos repartidos, el sistema de puntuación de 1950 se mantuvo intacto hasta un 1960 donde ya no contó la vuelta rápida de carrera y en su lugar el punto que se otorgaba fue entregado al sexto de las carreras.

El sexto que terminaba en carrera estuvo sumando un punto durante más de cuatro décadas, cuando en 2002 volvió a cambiar el sistema.

Pero antes de irnos al siguiente siglo hay que reseñar que la Fórmula 1 mejoró los puntos otorgados al ganador de las carreras. Pasó de sumar 8 por victoria a 9 en 1967 siendo este un cambio que daba muchísimo valor a los triunfos en Grandes Premios y consiguientemente provocando más accidentes en pos de lograr la victoria.

En 1991, después de que cayesen el sistema de contar los mejores resultados, se dio una vuelta de tuerca más al valor de las victorias otorgando ahora 10 puntos, mientras que el resto de posiciones mantenían el sistema de puntuación establecido en 1950.

2003: Puntos a lo loco

El sistema, sin embargo, colapsó en 2002 después de un crecimiento en el número de escuderías en la parrilla.

La Fórmula 1 estableció en 2003 que puntuarían a partir de entonces los ocho mejores clasificados de carrera, manteniendo los 10 puntos para el ganador, pero apretándose por detrás con el segundo obteniendo ocho puntos y el tercero seis.

La regularidad empezaba a ser importante nuevamente para ganar Mundiales.

El actual sistema de puntos en la F1

Y en 2010, entró en vigor el vigente sistema que otorga 25 puntos al ganador, seguido de los 18 para el segundo y los 15 al tercero.

  1. 25 puntos
  2. 18 puntos
  3. 15 puntos
  4. 12 puntos
  5. 10 puntos

Fuera del podio, el cuarto se lleva 12, el quinto 10, el sexto ocho y así hasta el décimo recibiendo puntos equitativamente en un sistema ascendente. En 2019, la Fórmula 1 decidió recuperar el punto extra para la vuelta rápida siempre y cuando el piloto implicado estuviese entre el top-10.

¿Beneficia este sistema al campeón español?

En 2021, las carreras al sprint aparecieron en la Fórmula 1 dando puntos únicamente a los pilotos que terminaban en el podio de las mismas.

Al año siguiente se cambió el sistema dando 8 puntos al vencedor, 7 puntos al segundo, 6 puntos al tercero, 5 puntos al cuarto, 4 puntos al quinto, 3 puntos al sexto, 2 puntos al séptimo y 1 punto al octavo.

Es por ello, que afirmamos que la clasificación sobre el piloto con más puntos de la historia es papel mojado.