El circuito más peligroso del mundo: ha sido vetado por la F1 y MotoGP

Más de 265 pilotos ya han perdido la vida compitiendo en el Tourist Trophy de la Isla de Man (Reino Unido).

"Si no te gustan nuestras normas hay un barco que sale cada media hora a otra isla".

A mitad de camino entre las islas Gran Bretaña e Irlanda emerge la isla de Man. Famosa por haber sido el lugar de nacimiento del sprinter más exitoso de todos los tiempos, este lugar también posee una enorme tradición con el motor del mundo gracias a la conocida carrera del Tourist Trophy, competición que lleva celebrándose desde 1907.

El interminable circuito del Mountain Course acoge esta carrera diseñada únicamente para valientes.

Más de 265 personas han perdido la vida en competición en un circuito que es una carretera habitualmente, pero que se cierra para la disputa del Tourist Trophy cada verano y donde hay tramos en los que se alcanzan los 300 km/h en una carretera de cinco metros de anchura.

La carrera en sí consiste en dar vueltas a un trazado con unas características totalmente únicas: 60 kilómetros de recorrido, 219 curvas, pasar por hasta 6 pueblos y ascender una colina de 422 metros de altitud. No existe un circuito así en todo el mundo, teniendo características mixtas de urbano, montaña y bosque.

En el pasado, este circuito fue un fijo en el calendario del Mundial de Motociclismo, apareciendo en su temporada inaugural en 1949 y manteniéndose como una carrera intocable hasta 1976 cuando varios pilotos empezaron a boicotear la competiicón por su enorme peligrosidad.

Sin ir más lejos, el líder del Mundial de 1972 en 125cc perdió la vida en este trazado suponiendo un enorme impacto.

Las muertes han sido la gran loza para un trazado que apenas ha mejorado sus medidas de seguridad al tiempo que las motocicletas han aumentado en potencia. En 2005, se batió el récord de fallecimientos en la prueba cuando 11 pilotos no consiguieron regresar a sus hogares tras la carrera.

La Fórmula 1 también sondeó la posibilidad de hacer una carrera en este circuito, pero jamás fue aprobado por unos pilotos que ya tenían bastante con correr en el viejo Nürburgring como para embarcarse en un circuito todavía más ratonero.

"Si no te gustan nuestras normas hay un barco que sale cada media hora a otra isla", es lo primero que se puede leer una vez llegas al puerto de Douglas.

En Finlandia pasó algo parecido

Si hay otro circuito que está vetado en las grandes competiciones del motor es el de Imatra. A diferencia del de la Isla de Man, este trazado es mucho más corto, transcurre 100% en territorio urbano y alcanza velocidades todavía más endiabladas que el británico.

Situado en Finlandia, este trazado estuvo 18 años en el Mundial de Motociclismo siendo cancelado para siempre en 1982 tras múltiples accidentes fatales.

La carrera se estrenó en 1964 siendo una carrera innovadora al pasar en plena recta por encima de unas vías de tren en un trazado con 6.030 metros de longitud y apenas 7 curvas.

El circuito era 'too much' hasta para los pilotos más temerarios hasta tal punto que aprovecharon el veto al circuito del Mountain Course en 1976 para exigir que el de Finlandia fuese más seguro. Lo redujeron un kilómetros e hicieron que ya no se pasase por encima de las vías del tren.

Los pilotos, sin embargo, no estaban conformes y lo consiguieron sacar del Mundial poco tiempo después por problemas de seguridad. Esta carrera, que se sigue celebrando, también ha superado el centenar de víctimas.