Así fue el 'Crashgate' de la Fórmula 1 por el que Massa le podría arrebatar una victoria a Fernando Alonso

Imagen del circuito de Marina Bay (Singapur) en 2008
Imagen del circuito de Marina Bay (Singapur) en 2008

El piloto brasileño tildó de "robo" aquella carrera y pide justicia para un campeonato que Hamilton se terminó llevando en la última vuelta de Interlagos.

El hijo del tricampeón del mundo confesó que le habían pedido que se chocara contra el muro justo después de que Alonso parara en boxes. 

La Fórmula 1 descansa durante todo el mes de abril, pero lo único que se apagan son los motores, pues Felipe Massa no ha querido desaprovechar esta interrupción para sacar de nuevo a la luz una de las mayores polémicas que ha salpicado al 'Gran Circo': el famoso accidente de Nelsinho Piquet.

Marina Bay, 2008

Singapur fue pionero a la hora de acoger la primera carrera nocturna en la historia de la Fórmula 1. Y dio que hablar. Lewis Hamilton llegaba líder del Mundial con 78 puntos, uno de ventaja sobre Felipe Massa. Ambos coparon la primera línea de parrilla para el domingo: el brasileño se hizo con la pole y el de Mercedes partió justo detrás.

Fernando Alonso, en su segunda etapa con Renault, se tuvo que conformar con el decimoquinto puesto debido a un problema con la bomba de gasolina.

Accidente de Piquet y manguerazo de Massa

Sin ningún sobresalto en el tramo inicial de la carrera, Alonso decidió entrar a boxes en la vuelta 12. En aquella época todavía existía el repostaje y, en caso de Safety Car, no se podía acceder al pit lane hasta que dirección de carrera diera el aviso.

Fernando había sido el primero en pasar por la calle de boxes y regresó a pista en último lugar. Dos vueltas más tarde, Piquet se estrelló contra el muro a la salida de la curva 17. Coche de seguridad. Cuando se permitió, entraron casi todos los monoplazas a cargar sus tanques. Felipe Massa, que iba líder, salió de boxes con la manguera enchufada, pues el semáforo había dado luz verde para que reanudara la marcha, pero no estaba todo el trabajo hecho. Los mecánicos -salvo uno que fue atropellado en el incidente- tuvieron que acudir al final del pit lane para desatascarla.

A todo esto, Alonso se había colocado quinto, pero por delante estaban dos pilotos que debían cumplir una sanción y otros dos que no habían parado. Rosberg y Kubica ejecutaron su Stop and go, mientras que Fisichella y Trulli pasaron por el garaje. Fernando lideraba, pero un Safety Car arruinaba el plan, puesto que todavía debía repostar una vez más.

La parada en boxes del ovetense llegó y, posteriormente, un coche de seguridad que agrupó a todos los pilotos. Alonso supo aguantar en cabeza y terminó cruzando la línea de meta en primera posición, algo que no lograba desde 2006.

Por su parte, Hamilton completó el podio (3º) y Massa terminó fuera de los puntos (13º). En el Mundial, el inglés de Mercedes ya aventajaba en siete puntos al carioca con solo tres pruebas más por delante.

¿Por qué Massa pide anular aquella carrera?

Pese a que la diferencia con Hamilton parecía muy difícil de recuperar, el piloto de Ferrari rozó el campeonato. Ganó en Brasil y todo apuntaba a que el título sería suyo, pero un adelantamiento de Lewis a Glock en la última vuelta otorgó el campeonato al de Stevenage.

A muchos aficionados le vendrá a la cabeza la mítica imagen del padre de Felipe Massa festejando y, rápidamente, tornando hacia un gesto serio y triste cuando se da cuenta que su hijo iba a ser segundo tras la heroica gesta del inglés.

Hamilton ganó aquel Mundial con 98 puntos, uno más que Massa. Si el brasileño hubiera puntuado en Singapur, tendríamos otro campeón, ya que el de Ferrari venció en seis carreras, por cinco del británico.

El 'Crashgate' de la Fórmula 1

Después de un comienzo horrible en la temporada 2009 -ningún punto en diez carreras, Renault decidió prescindir de los servicios de Piquet Jr. Fue entonces cuando el brasileño denunció la situación que había vivido en Singapur un año antes.

El hijo del tricampeón del mundo confesó que le habían pedido que se chocara contra el muro justo después de que Alonso parara en boxes.

A consecuencia de la gravísima acusación, Pat Symonds -ingeniero jefe- y Flavio Briatore -director de equipo- fueron expulsados de la Fórmula 1, este último de por vida.

¿Por qué no le quitaron la victoria a Fernando Alonso?

La FIA no pudo demostrar que el piloto asturiano fuera consciente de aquella maniobra tan macabra. Incluso, la Federación contrató a investigadores para este caso. Alonso fue el primer interrogado, pero la conclusión fue que el ovetense no estaba al tanto del accidente.

Quienes sí se enteraron poco después fueron los altos cargos de la FIA, que decidieron no crear un escándalo público para preservar el espectáculo y que no manchara un deporte en continuo auge durante esa época.

"Se demostró que hubo un robo"

Felipe Massa no tiene nada que perder a día de hoy y por eso cargó duramente contra los responsables de no actuar entonces. "Esto es muy triste, saber que el resultado de esa carrera tuvo que ser cancelado y yo tendría un título. Al final, fui quien más perdió con este resultado".

El piloto brasileño no se muerde la lengua a la hora de recordar este turbio episodio de hace tres lustros. "Se demotró que hubo un robo. Los abogados de Ferrari me dijeron que una vez que se le entrega el título al piloto ganador, ya no hay nada que hacer. Me lo creí. Quince años después me entero que el dueño de la categoría, así como el presidente de la FIA, conocían en 2008 lo que había pasado y no hicieron nada para no empañar el nombre de la Fórmula 1".