Apuestas Fórmula 1: ojo a los nuevos Mercedes en Singapur

Rosberg debería rodar rápido en Singapur.

Ralph Ellis tiene la sospecha de que los bólidos alemanes irán muy rápido este fin de semana, ya que presentan muchísimas novedades.

El calor es un factor clave en Singapur, y no parece que Pirelli vaya a presentar unos neumáticos muy duros, por lo que la degradación será una preocupación para todos

El año pasado a estas alturas, la mayoría de equipos de Fórmula 1 ya se habían rendido. Vieron a Sebastian Vettel desaparecer por delante en infinidad de carreras, y dejaron de intentar perseguirle. Todo el trabajo se centró en intentar mejorar los coches de cara a este año.

Han pasado 12 meses, y el cuento ha cambiado sobremanera. La temporada más abierta de la Fórmula 1 en muchos años llega al último tercio y los ingenieros siguen siendo tan importantes como los pilotos. McLaren ha ganado las últimas tres carreras gracias a novedades en su monoplaza, y ahora es Mercedes el que se presenta en el Gran Premio de Singapur con un coche bastante remozado.

Ross Brawn ha confirmado grandes cambios en el coche, que seguía rodando con una configuración muy parecida a la de 2011. El nuevo Mercedes ha rodado más de 1.000 kilómetros durante los test de la semana pasada en Magny-Cours, y el ingeniero más imaginativo del 'Gran Circo' afirma que la diferencia será notable. El nuevo diseño mejora el paso del aire por la parte inferior del monoplaza, y Brawn cree que eso ayudará en circuitos lentos como el de este fin de semana. "Por fin tenemos el equilibrio que buscábamos en la parte trasera", detalló.

Hay gente que no da importancia a todos estos detalles que tanto parecen interesar a los expertos. Pero esta temporada ha mostrado de sobra cuánto importan estos cambios, ya que los resultados varían radicalmente en cuanto un coche gana unas pocas décimas. Mejoras menores logran grandes ventajas, y el hecho de que haya habido siete pilotos diferentes que han ganado carreras este año justifica toda la cháchara en torno a los ingenieros.

Una de las implicaciones secundarias de este cambio de Mercedes es que pretenden convencer a Lewis Hamilton de que tendría un coche muy rápido en el caso de fichar por ellos. Sugerí apostar en contra de Hamilton en Monza ya que pensaba que todo el lío en torno a su renovación le despistaría: estaba equivocado. Eso sí, estoy tentado en repetir táctica. Su cuota es de [3.25], y en un circuito con tantas variables eso es un precio muy bajo y arriesgado.

El calor es un factor clave en Singapur, y no parece que Pirelli vaya a presentar unos neumáticos muy duros, por lo que la degradación será una preocupación para todos. Si lo que dice Ross Brawn es verdad y el nuevo Mercedes protege tan bien las ruedas traseras, habrá que tener un ojo puesto en ellos.

Se paga a una asombrosa cuota [34] que Mercedes tenga el coche ganador este fin de semana, y a cuota [8.5] que Nico Rosberg suba al podio. Ambas apuestas presentan un gran valor, pero hay más oportunidades vistas las condiciones. La pista de Singapur se parece a la de Valencia, donde el desempeño a baja velocidad es clave, y ahí Red Bull y Lotus también son muy fuertes. Vettel mandó de comienzo a fin el año pasado, y se paga a cuota [7.5] que repita posición este año.

Aquel resultado dejó a Vettel necesitando un sólo punto para volver a ser campeón, cosa que logró poco después en Japón. Esta vez parece que la emoción por el título durará bastante más.