Fernando Alonso será la rueda a seguir en el Gran Premio de Malasia

Alonso reconoció el circuito de Sepang en bicicleta.

Ralph Ellis cree que la cuota del asturiano, que ha tenido grandes actuaciones en este circuito, esconde mucho valor.

Puede llover, Fernando Alonso ganó en esas condiciones el año pasado, y además corre su Gran Premio número 200

Los monoplazas de un Gran Premio vuelan regularmente a más de 320 kilómetros por hora, y parece un poco raro decir que la temporada de Fórmula 1 es una maratón más que un sprint. Pero una maratón es precisamente lo que han estado haciendo los mecánicos de Red Bull estos días, después de conseguir la primera fila en Australia y ser incapaces luego de colocar a Sebastian Vettel entre los dos primeros.

Helmut Marko, el asesor del equipo, ha acusado a las cabezas pensantes del 'motor-home' de pensar demasiado en la calificación y muy poco en la carrera. "Hay cosas más importantes que ser los más rápidos en una única vuelta, como ser los más rápidos en toda la carrera", declaró Marko. Otra vez una maratón, en vez de un sprint.

El Gran Circo ya está en Malasia, y los ingenieros de Red Bull y los demás equipo siguen intentando descifrar los secretos de los nuevos neumáticos Pirelli. Los primeros entrenamientos libres del viernes sugieren que los mismos que estuvieron arriba en Australia serán los que lleven la voz cantante este fin de semana. 

Está claro que los que mejor relación demuestren con las nuevas ruedas tendrán mucho ganado en las primeras carreras. Mi fe en que Jenson Button sería el que menos las castigaría ha sido demostrada como errónea por los hechos, ya que el McLaren está tan retrasado con respecto al resto que ni unas manos suaves al volante lo salvan. Quien consiguió sacar partido de los Pirelli fue Kimi Raikkonen, que pudo plantar su Lotus en meta parando únicamente dos veces en Albert Park.

Su victoria provocó que su cuota como campeón del mundo haya descendido notablemente, pero no creo que el finlandés tenga muchas opciones. Ni siquiera apostaría porque terminará el año entre los tres primeros. Las condiciones serán muy diferentes a partir de la tercera carrera, y los equipos grandes desarrollarán el coche mucho más a fondo que el Lotus. Raikkonen lo sabe, y aunque fue muy rápido en los libres de Malasia, sigue siendo cauto.

"Hay que esperar varias carreras para ver dónde está cada uno", avisó. Sabe que lo normal es que Red Bull y Ferrari vayan superando a su equipo con sus constantes evoluciones tecnológicas. Por ello, se me hace complicado apostar por él a cuotas tan bajas en Malasia, cuando el factor sorpresa ha desaparecido. Creo que los Ferrari, en general, están por delante en este momento, como demuestra el hecho de que colocaran dos monoplazas entre los cuatro primeros en Melbourne.

Si sumamos a eso que puede llover y Fernando Alonso ganó en esas condiciones el año pasado, y que además corre su Gran Premio número 200, puede concluirse que su cuota para ganar la carrera (4/15) es extraordinaria. Pero viendo que Felipe Massa también va muy rápido, casi prefiero recortar un poco el precio y apostar por un Ferrari para ocupar la primera plaza el domingo.

Apuesta recomendada
Ferrari es el coche ganador en Malasia a cuota [4].