Bagnaia necesita dos puntos para ser campeón de MotoGP

Bagnaia no pudo celebrar el alirón en Malasia
Bagnaia no pudo celebrar el alirón en Malasia

El italiano se impuso en el Gran Premio de Malasia, pero Fabio Quartararo apuró sus opciones entrando tercero en meta. Aleix Espargaró ya no será campeón del mundo en 2022.

Bagnaia ha acumulado esta temporada cuatro victorias consecutivas igualando el récord de Casey Stoner en 2007

El Gran Premio de Malasia clarificó mucho las cosas en el Mundial de MotoGP. Salvo desgracia, todo apunta a que Pecco Bagnaia ganará su primer Mundial de la máxima categoría en Valencia. El vigente campeón Fabio Quartaro necesita un milagro consistente en que gane esa carrera y que su rival quede decimoquinto o peor o se caiga.

Vayamos por partes, es cierto que hasta este verano Bagnaia había besado más el asfalto que victorias había acumulado, pero hubo un punto de inflexión. El italiano se saltó las normas de tráfico en una noche de fiesta en Ibiza y decidió entonces sentar la cabeza para ser capaz de remontar una desventaja de 91 puntos en la general.

Bagnaia ha acumulado esta temporada cuatro victorias consecutivas igualando el récord de Casey Stoner en 2007, momento en que Ducati ganó su primer y único campeonato en MotoGP. El italiano lo tiene hecho, pero vivirá con el fantasma de una posible caída en carrera tras abandonar en cuatro de las primeras 10 carreras de la temporada.

Teniendo en cuenta que Bagnaia puede tener un despiste, Quartararo tiene que superar el potencial de otras siete Ducatis que, ni mucho menos, le van a regalar la victoria. El equipo italiano usará sin ponerse 'coloraos' las órdenes de equipo llegado el momento con Enea Bastianini -para muchos el piloto más en forma del Mundial- como stopper de un triunfo del piloto de Yamaha.

La clave de Bagnaia

Bagnaia lo hizo todo a las mil maravillas en Malasia ganando sobrado, aunque siempre quedará la duda de si Bastianini -el segundo en carrera- no le quiso pasar para no enfadar a los jefes visto que el año próximo compartirán moto. El hecho es que ambos jugaron en otra liga con respecto a un Quartararo que lo está intentando todo con una montura de chiste.

Yamaha puede ser acusada como la gran culpable de que el bueno de Fabio no revalide su título. La escudería de los diapasones no ha dado una moto a la altura de un piloto que lo basó todo en la regularidad, pero que no ha podido competir de tú a tú en esta etapa con las Ducatis.

Marc Márquez, por su parte, tuvo una carrera decepcionante cayendo a la séptima posición tras venir de hacer segundo en Australia. "O aflojaba un poco o me iba al suelo", dijo el piloto ilerdense sobre la exigencia que se encontró en la prueba disputada en Malasia.

El hecho es que Marc está haciendo trabajo de campo de cara a la siguiente temporada y veremos si en algún momento recupera el toque que le hizo ocho veces campeón del mundo. La evidencia es que si lo logra se encontrará con dos pilotos que son dos colosos como Bagnaia y Quartararo y que han crecido y de lo lindo durante estos años oscuros del amo de Honda.