Apuestas Fórmula 1: Mercedes es la rueda a seguir en Canadá

Canadá es una de las citas preferidas de Hamilton.

Con la polémica de los neumáticos al rojo vivo, el 'Gran Circo' llega a territorio americano; Ralph Ellis nos trae la previa del fin de semana.

Como alguien vio la posibilidad de minar las posibilidades de que Mercedes se haga con el título de constructores, puso a trabajar a sus abogados

Cuando los grandes de la Fórmula 1 lanzan a sus abogados contra ti, puedes tener una cosa segura: lo estás haciendo muy bien en la pista.

Ésta es la lección que debe aprenderse tras la polémica de los tests secretos de Mercedes previa al Gran Premio de Canadá. Si Pirelli hubiera invitado a Force India para probar un nuevo compuesto, los jefes de Red Bull y Ferrari hubieran agradecido la ayuda de ese equipo para resolver los quebradores de cabeza con las ruedas. Pero Pirelli preguntó a Mercedes, y ahí se abrió la polémica.

Cuando Nico Rosberg y Lewis Hamilton coparon la primera línea en Mónaco, todas las alarmas sonaron. Y como alguien vio la posibilidad de minar las posibilidades de que Mercedes se haga con el título de constructores, puso a trabajar a sus abogados.

Lo que el equipo de Ross Brawn hizo en esas pruebas no debería ser un problema tan grande. Todos los equipos parecían estar de acuerdo en que los neumáticos de 2013 no eran los adecuados, y necesitaban algún tipo de retoque. Las últimas carreras han sido la prueba: los pilotos no corren todo lo que pueden, porque tienen pánico a que sus ruedas se desgasten antes de que cante un gallo.

Pero en un deporte en el que el libro de reglas es más gordo que un listín telefónico normal, cualquier abogado de tres al cuarto puede encontrar una norma o dos que se hayan pasado por alto. Aunque se hagan los indignados, los responsables de los equipos juegan una partida de ajedrez. 

Nadie sabe ahora a ciencia cierta qué puede ocurrir. Algunos hablan de una sanción de una carrera. Otros hablan de dos o incluso más. Jenson Button cree que todo se resolverá con una multa económica.

Pase lo que pase, los abogados seguirán trabajando con las apelaciones, por lo que el resultado de este proceso no afectará al Gran Premio de Canadá. Y recordemos: si Ferrari y Red Bull están preocupados por las pruebas de Mercedes, es porque están asustados por lo rápido que va ese coche.

Las cuatro 'poles' consecutivas hablan a las claras sobre la potencia del monoplaza. Sin embargo, los mercados de Betfair todavía muestran cierta cautela con la marca alemana, extrañamente. Las cuotas de Hamilton y Rosberg siguen siendo muy jugosas.

Esos precios son tan generosos que la apuesta más lógica es por el coche como ganador de la carrera, en vez de por uno de sus dos pilotos. Hamilton querrá por fin imponerse a su compañero de equipo, y ha ganado dos de las últimas tres carreras en Canadá. Por otro lado, el inglés ha admitido que todavía no conoce del todo su nuevo vehículo, y estando Rosberg en el mejor momento de su carrera conviene también tener su flanco cubierto.

Los abogados demuestran que Mercedes es ya un grande de pleno derecho. Si la marca alemana gana en Canadá, prepárese para una semana en la que los abogados darán mucho de qué hablar.

Apuesta recomendada
Mercedes será el coche ganador a cuota [2.62].