Apuestas Fórmula 1: cuándo los test secretos no son tan secretos

Raikkonen tendrá un coche casi nuevo en Silverstone.

Lotus planea poner en pista un monoplaza casi completamente nuevo en Silverstone; Ralph Ellis cree que el hecho de que no haya neumáticos Pirelli nuevos les beneficiará.

Las últimas dos carreras han tenido lugar en circuitos urbanos, y no es de extrañar que Lotus no obtuviese buenos resultados en ellos

¿Cuándo no es un test un test? En Fórmula 1, eso ocurre cuando las probaturas se hacen en una recta.

Todos los equipos llegan al Gran Premio de Gran Bretaña maldiciendo entre dientes el hecho de que Mercedes llevara a cabo aquellas famosas pruebas con los neumáticos Pirelli. Comparten la visión, justificada o no, de que Lewis Hamilton y los suyos deberían ser castigados muy severamente por romper la norma del "no tests". Mientras, ponen en pista sus propios experimentos, tras tres semanas de intensos trabajos después de la carrera de Canadá.

Para alguien ajeno al mundillo no es fácil entender qué diferencia hay entre probar algo en una recta o en un circuito. Pero ésas son las reglas, y todos han tratado de exprimirlas. McLaren cree haber resuelto los problemas que provocaban falta de adherencia, y esperan que Jenson Button mejore sus prestaciones. Lotus es todavía más optimista con su nuevo coche, ya que si lo que han sugerido es verdad Kimi Raikkonen tendrá un monoplaza casi nuevo este fin de semana.

¿Se acuerdan de Raikkonen? Parece que fue hace un siglo cuando ganó el primer Gran Premio de la temporada en Melbourne. Luego subió tres veces al podium, pero su paso atrás en Mónaco y Canadá provocó que se encuentre a 44 puntos del líder del Mundial, Sebastian Vettel.

Pero este domingo puede ser más favorable, si escuchamos al jefe de operaciones de Lotus, Alan Permane. Éste ha indicado que el chasis del vehículo es ahora "mucho más estilizado y compacto". Incluye, según detalla, "un nuevo alerón delantero, nuevos perfiles de suspensión así como otras actualizaciones aerodinámicas, en lo que será nuestro mayor paso adelante en toda la temporada". Suena como un coche casi completamente nuevo.

El dinero estará muy pendiente de Lewis Hamilton, que ganó en 2008 en Silverstone y es el héroe local. Los más 'segurolas' volverán a confiar en Sebastian Vettel. Pero una apuesta por una victoria o un podio de Raikkonen puede tener muchísimo valor.

Las últimas dos carreras han tenido lugar en circuitos urbanos, y no es de extrañar que Lotus no obtuviese buenos resultados en ellos. Los trazados convencionales se le dan infinitiamente mejor a este conjunto, ya que es donde más se nota la habilidad de tratar los compuestos Pirelli con delicadeza. El hecho de que en Canadá no se pudieron probar los nuevos neumáticos por culpa de la lluvia es un punto a su favor. De momento se seguirán utilizando los mismos compuestos que al comienzo del año, lo que presumiblemente es una ventaja para Lotus.

Las mejores actuaciones de Raikkonen este año se han producido por las tácticas brillantes de su equipo y su habilidad, más que por tener un coche muy veloz. Sólo en China, donde fue segundo tras Hamilton, se acercó a la pole. En Bahrein fue octavo en la parrilla, pero fue segundo en la carrera. Si lo que sugiere Alan Permane es verdad, la cuota 1918/1 si se impone en las sesiones de clasificación de Silverstone puede ser una apuesta muy 'cuca'.

Apuesta recomendada
Raikkonen se hace con la 'pole' a cuota [19].