Masters de Augusta: Jon Rahm está listo para ganar su primer grande

Regístrate ahora Ver mercado

El de Barrika tiene el juego perfecto para destacar en el primer grande de la temporada. Dave Tindall nos cuenta por qué podría vestirse la Chaqueta Verde.

Si no eres usuario de Betfair todavía, abre una cuenta y consigue hasta 100 euros de bonos gratis.

Jon Rahm llegó al Masters 2018 sin haberse clasificado jamás entre los 20 primeros de un grande. Es cierto que solo había participado en seis, pero su arranque en ellos había sido algo lento teniendo en cuenta el modo en el que había irrumpido en el golf. Rahm había acabado en un aceptable 27. puesto en su primera visita al Augusta National en 2017.

En su segunda participación, abrió con un 75 que pareció dejarle sin opciones. Ello cambió el segundo día, con un 70 que le permitió pasar el corte. El sábado, un magnífico 65 (7 bajo el par) le metió en la lucha por la Chaqueta Verde. El español llegó cuarto empatado a la última jornada, eso sí, a seis golpes del líder Patrick Reed, lo que exigía otro gran esfuerzo.

La ronda final comenzó muy bien, ya que jugó los primeros 14 hoyos en 4 bajo par, pero con Reed ya en el radar, Rahm no pudo superar el obstáculo de agua con su segundo golpe en el par 5 del 15. Un potencial birdie o eagle se convirtió en un bogey que mató sus opciones. De todas formas, esa cuarta plaza cambió el guión de Rahm en los grandes, y el de Barrika volvió a cosechar la misma posición en el PGA Championship pocos meses después.

Algunos expertos matizan que, a sus 24 años, Rahm necesita más vueltas en el Augusta National para familiarizarse con todos sus detalles. Pero si Charl Schwartzel (2011) y Danny Willett (2016) ganaron en su segunda visita, no tengo dudas de que Rahm puede hacerlo en la tercera.

Preguntado sobre lo que se necesita para ganar un Masters, Rahm respondió el año pasado: "Número 1, un juego corto realmente bueno. Siento que no se puede ganar este torneo sin un gran juego corto. Simplemente no va a suceder, al menos si no alcanzas todos los 'greens'. Segundo, una gran imaginación. Yo trato de describirme como un jugador creativo, creo que soy bastante imaginativo. Crecí en un sitio con campos llenos de árboles con 'greens' complicados, y sé cómo salir de problemas en esas situaciones. Por todo ello, un lugar como éste es perfecto para mí. Me encantan los 'greens' con cuestas como los de aquí, porque no hay 'putts' rectos, ni tampoco caídas sencillas. Tienes que dejar que tu instinto te diga lo que va a suceder, y es entonces cuando lo hago mejor, cuando puedo usar mi imaginación y jugar con las caídas, me siento más confortable haciéndolo. Una de las cosas que Phil (Mickelson) trató de decirme el año pasado es que no hay que jugar perfecto para ganar en el Augusta National, porque hay muchas formas de hacerlo, no solamente una".

Aunque algunos descartan a Rahm como ganador del Masters por su temperamento, creo que eso hace que nos olvidemos de los puntos importantes. En Augusta un jugador como él tiene espacio para respirar, y todas las herramientas necesarias para destacar.

Es un bombardero (2º en golpes ganados desde el 'tee'), hace muchos birdies (13º en media de birdies), responde bien a los bogeys (34º en las reacciones tras bogey o peor) y tiene nervios de acero en los 'putts' cortos (no ha fallado ninguno de menos de tres pies en toda la temporada).

Evitar los bogeys y hacerlo bien en los pares 4 es clave en Augusta, y Rahm es 28. en la primera estadística y 26. en la segunda.

El de Barrika vuelve a Augusta con seis finales entre los diez primeros en ocho torneos en 2019, y ello no tiene en cuenta su 12. plaza en el The Players donde era líder tras 54 hoyos. Todo sugiere que está preparado para su primer triunfo en un major.

Apuesta recomendada
Jon Rahm gana el Masters de Augusta a cuota [16] (Sportsbook).

Regístrate ahora Ver mercado