Apuestas golf: los especialistas de 'links' se lucirán en Pebble Beach

Patrick Cantlay y Phil Mickelson son las recomendaciones de nuestro experto en un torneo muy interesante en un escenario mítico.

Consigue un bono de 5€ cada semana apostando 15€ en combinadas en Betfair.

Historia del torneo

Originalmente llamado el Bing Crosby National Pro-Amateur y puesto en escena por primera vez en 1937, el AT&T Pebble Beach Pro-Am ha existido durante 83 años. El nombre Crosby fue eliminado del título en 1985, ocho años después de la muerte de Bing y un año antes de que los patrocinadores de telefonía, AT&T, comenzaran su asociación con el evento.

Formato

El AT&T Pebble Beach National es un pro-am escenificado en los tres campos que se detallan a continuación. Se juegan en rotación durante los tres primeros días antes de que se haga un corte y los 60 primeros y empatados luchen en Pebble Beach el domingo.

Lugar de celebración

Pebble Beach (campo anfitrión), par 72, 6816 yardas, promedio de golpes en 2019: 72.13.
Spyglass Hill par 72, 6960 yardas, promedio de golpes en 2019: 71.42.
Península de Monterrey, par 71, 6858 yardas, promedio de golpes en 2019: 70.65.

El campo anfitrión, Pebble Beach, no necesita presentación a los más entusiastas aficionados del golf. Este icónico 'links' costero ha sido sede del US Open seis veces (incluyendo el año pasado) y del Campeonato de la PGA una vez. No es un campo largo. De hecho, suele ser el campo más corto usado en la rotación del PGA Tour y no es una prueba difícil con el drive: las calles son en gran parte generosas y la defensa del campo son sus pequeños greens, y por supuesto, el clima.

Spyglass difiere de los otros dos campos en que está en gran parte arbolado y aunque a menudo es el más duro de los tres, si te sientes atraído a jugar allí en un día ventoso obtendrás un resultado mejor porque está mucho más protegido que los otros dos campos.

Monterey es el más generoso de los tres campos utilizados y ahí es donde se suelen hacer las mejores puntuaciones. Los greens son ligeramente más grandes que los de Spyglass y dos veces más grandes que los de Pebble y los greens suelen ser un poco más rápidos que en los otros dos campos.

Los greens de los tres campos son de poa annua, como lo eran en Torrey Pines hace quince días.

Pronóstico del tiempo

Los últimos cinco ganadores

2019: Phil Mickelson -19.
2018: Ted Potter Jr -17.
2017: Jordan Spieth -19.
2016: Vaughn Taylor -17.
2015: Brandt Snedeker -22.

¿Qué se necesita para ganar el AT & T Pebble Beach Pro-Am?

El ganador del año pasado, Phil Mickelson, que ganó por quinta vez, es famoso por golpear "bombas", como él las llama, pero sólo se clasificó en el 25º lugar en distancia con el drive hace 12 meses y no puede ser descrito como preciso desde el tee. Se clasificó sólo en el puesto 48 en cuanto a precisión con el drive, pero lo que se hace desde el tee de salida en este caso es en gran medida irrelevante. El promedio de distancia desde el tee de los 12 ganadores antes de Lefty el año pasado fue sólo 38.7. Yo prefiero la longitud a la precisión, pero no hay que preocuparse por ninguna de las dos estadísticas.

Mickelson se clasificó octavo en greens en regulación y eso es más o menos lo que yo esperaría dado que el promedio de esa clasificación de los últimos 14 ganadores es de 7.64. Es una estadística clave y 11 de los últimos 13 ganadores se han clasificado dentro de los nueve primeros ahí.

Lefty fue el segundo mejor con el putt el año pasado y el peor ranking de cualquier ganador en los últimos 14 años es sólo el 16º (Brandt Snedeker en 2016 y Dustin Johnson en 2009), por lo que el rendimiento en los greens es esencial, pero la estadística a examinar de verdad es la puntuación en los pares 4.

Los tres primeros en 2019 se clasificaron segundo, cuarto y primero en los pares 4, el ganador de 2018, Ted Potter Jnr, se clasificó segundo y los dos ganadores anteriores a él los jugaron mejor que nadie. El peor de los ganadores que se ha clasificado en ellos este siglo es el 25º (Johnson en 2009) y todos los demás ganadores se han clasificado en séptimo lugar o mejor.

¿Hay un tipo de ganador?

Cuando Jordan Spieth repitió su victoria de aquí en Royal Birkdale en 2017 se convirtió en el tercer ganador de AT&T que también ganó el Open en la misma temporada de este siglo. El ahora cinco veces ganador, Phil Mickelson, es también un campeón del Open y un especialista en links, y un buen número de ganadores recientes tienen una buena trayectoria en el major más antiguo. Eso tiene sentido, ya que Pebble Beach es un links, y también tiene sentido que los grandes jugadores de viento prosperen.

Este es un evento divertido para evaluar ya que los ganadores parecen estar directamente o en el cajón superior o son prácticamente imposibles de detectar. Tras el éxito de Potter hace dos años y la victoria de Vaughn Taylor en 2016, dos de los últimos cuatro ganadores tenían una cuota [1000] antes de empezar, por lo que arriesgarse con uno o dos desconocidos puede resultar muy atractivo, pero aún así vale la pena atenerse a algunas reglas...

Lefty fue el 15º ganador americano consecutivo y sólo ha habido tres ganadores extranjeros en toda la historia del evento. Por cuota muy alta que tuvieran, Taylor ya había terminado dentro del top-ten 12 meses antes de ganar y Potter había terminado en el 16º lugar en 2013. Un total de 13 jugadores han ganado el torneo más de una vez y Brett Ogle es el único debutante ganador. La trayectoria en el campo y la experiencia en el mismo cuentan mucho.

Tácticas en juego

Con el evento organizado en tres campos diferentes no tenemos una imagen clara hasta el final de la tercera ronda. Phil Mickelson comenzó en la Península de Monterey con un 65 (6-bajo-par) y nunca estuvo fuera de los tres primeros lugares, pero un comienzo rápido no es ciertamente esencial...

Potter a ocho golpes tras 36 hoyos antes de que un 62 en Monterrey, que incluyó bogeys en sus dos últimos hoyos, lo colocara empatado a la cabeza cuando faltaba una ronda. Taylor estaba siete detrás después de la primera ronda en 2016 y Mickelson se las arregló para ganar habiendo estado nueve por detrás del líder después del primer día en 2012. No es inusual ver a los ganadores fuera de la cabeza con una ronda por delante...

Además de Taylor, que todavía iba a la zaga por tras 54 hoyos, también hemos visto ganar a Tiger Woods con cinco golpes de desventaja, a Phil Mickelson con seis, y en 2001, Davis Love III con siete de desventaja.

Si apuesta el domingo, tenga cuidado con el par 5 del hoyo 14, ya que está lejos de ser un hoyo de birdie. De hecho, fue el hoyo más difícil del campo el domingo hace dos años y le costó a Chez Reavie su oportunidad de ganar. Phil Mickelson, que jugó un exquisito chip shot desde el rough para su tercer golpe, fue el único en hacer un birdie en el hoyo.

Líderes del mercado

Dustin Johnson empieza como claro favorito a cuota [8], dado su sobresaliente trayectoria en este recorrido. Ganó este título en años consecutivos en 2009 y 2010, antes de perder el U.S. Open unos meses más tarde con una ronda final de 82. No ha ganado en Pebble Beach desde entonces, pero ha sido dos veces subcampeón y ha añadido otros cuatro top 8 en este evento.

La cuota de una sola cifra no son atractiva. El segundo puesto de la semana pasada fue, con diferencia, su mejor resultado desde el PGA hace nueve meses, y una repetición o mejora no parece muy segura. Cambiar de continente tampoco puede ayudar.

Patrick Cantlay no tiene ese tipo de trayectoria en este campo, pero ha mejorado enormemente desde que terminó 35º en este evento hace dos años. Su juego parece perfectamente adecuado para esta prueba: golpear montones de greens en regulación con hierros de calidad. Paul Casey hizo su mejor torneo en Pebble Beach el año pasado al terminar segundo y también encaja en esa descripción requerida. A Jason Day le encanta jugar aquí, terminando el 4/2/5/11/4 en sus últimas cinco apariciones. El dos veces ex campeón Brandt Snedeker fue tercero en Torrey, y domina estos greens.

Selecciones

Hay algunas pistas estadísticas significativas aquí. Casi siempre, ganan americanos de primera clase que golpean grandes hierros a greens pequeños, por ejemplo. Patrick Cantlay es ultra confiable en ese sentido y, aunque sus cuotas siempre se perciben bajas dado un bajo índice de triunfos, es sólo cuestión de tiempo que gane de nuevo, y por primera vez en California.

El regreso de Phil Mickelson a la forma en Arabia Saudí no podría haber sido más oportuno antes de la defensa de su título. A pesar de que su nivel y consistencia general ha disminuido, Pebble Beach ha seguido sacando lo mejor de Phil, y ha mejorado como jugador de viento con la edad. Dadas sus indiscutibles credenciales en este campo, le quiero a bordo.

Apuesta recomendada
Patrick Cantlay a cuota [10] (Sportsbook).
Phil Mickelson a cuota [25] (Sportsbook).

Paul Krishnamurty,