Vinicius, ¿el Balón de Oro del futuro?

El Balón de Oro, expuesto en una sala
El Balón de Oro, expuesto en una sala

Con Messi y Cristiano Ronaldo en clara decadencia y Lewandowski y Benzema cerca de los 35 años, ha llegado el momento de que Vinicius Jr y la nueva hornada de estrellas tomen el relevo

A Brasil ya le va tocando ganar un Mundial tras vivir una de las sequías más largas de su historia... ¿con Vini de estrella?

El fútbol vive un cambio generacional evidente. El último Balón de Oro de Leo Messi, el séptimo y el más polémico, ya está en la sala de trofeos del otrora jugador más dominante del mundo. Su reinado parece estar más en entredicho que nunca con una preocupante falta de adaptación al Paris Saint Germain y unas cualidades físicas visiblemente mermadas en los últimos tiempos. Ha llegado la hora de que nuevos talentos tomen el relevo y a día de hoy es imposible no fijarse en el tridente compuesto por Mbappé, Haaland y Vinicius.

Los tres vienen llamando fuerte a las puertas de un Balón de Oro de 2022 que será completamente atípico al celebrarse el Mundial a finales de año. La actuación de estos jugadores en la cita de Qatar promete ser fundamental para sus opciones de ganar el premio individual más prestigioso del fútbol. Tanto Vinicius como Mbappé parten con ventaja sobre un Haaland que no se ha clasificado para el Mundial. Ambos candidatos contarán con importantes equipos para hacerse con el trofeo con Brasil creyendo cada vez más en Vinicius en lugar de un Neymar que sigue gafado por las lesiones.

Veremos si la evolución de Vinicius continúa su curso natural en 2022. En apenas el trimestre final de 2021, el carioca se ha salido del mapa con 11 goles y 7 asistencias en 19 partidos. A Brasil ya le va tocando ganar un Mundial tras vivir una de las sequías más largas de su historia sin levantar el trofeo desde 2002. Vinicius puede ser el jugador clave para devolver a la canarinha a su lugar histórico y si además mantiene este nivel en el Real Madrid quién sabe si no podría terminar con el Balón de Oro a sus espaldas. Pobres de aquellos que se reían hace apenas unos meses.