UEFA Europa League: el merecido premio a un club ejemplar

El Villarreal conquista su primer título
El Villarreal conquista su primer título

El Submarino Amarillo ha logrado lo que rozaron, por ejemplo, el Deportivo Alavés en 2001 y el Deportivo de La Coruña en 2004. Incluso ha cobrado la propia deuda que el fútbol europeo tenía con el club, 15 años después y también desde los once metros.

Nada ha podido con el Villarreal, que estrena sus vitrinas y se postula como candidato sorpresa en la próxima edición de la Champions.

Ni el poderío del fútbol inglés, que se va a quedar sin el doblete; ni un Manchester United que le quintuplica en presupuesto; ni la inexperiencia de una primera final. Nada ha podido con el Villarreal, que estrena sus vitrinas y se postula como candidato sorpresa en la próxima edición de la Champions.

En un momento en el que algunos sueñan con dividir el fútbol, un equipo de una ciudad de 50000 habitantes dijo presente y se coronó en el viejo continente como premio al trabajo bien hecho.

Una estructura modélica

Sería injusto resumir la hazaña del Submarino Amarillo como una reedición de la tan manida historia entre David y Goliat. Porque al club castellonense hay que medirlo sin filtros, desde un prisma tan único como exclusiva es la entidad. Nada de comparaciones. La estructura villarrealense es de cosecha propia, fruto de los años y del menos común de los sentidos.


A nadie debe extrañar, por lo tanto, el éxito de los de Fernando Roig. Quizás, incluso, sorprenda más que en estos 22 años no hubiesen alcanzado una final de la Copa del Rey o que su participación en la próxima Liga de Campeones vaya a ser "solo" la cuarta de su historia.

La supremacía regional

El Villarreal es sinónimo de consolidación. Es una organización que cuida hasta el más mínimo detalle, que cuenta con profesionales a la vanguardia en cada uno de sus departamentos. Y ha ido recortando las distancias lógicas que un club pequeño tiene con aquellos representantes de las ciudades grandes.


Si en España y Europa los progresos son evidentes, en su comunidad -en una región dominada de cabo a rabo por el Valencia CF- los vecinos de El Madrigal han ratificado su supremacía. La Europa League la han conquistado, entre otros, los exvalencianistas Unai Emery, Raúl Albiol, Dani Parejo, Francis Coquelin o Paco Alcácer. No estaban tan locos cuando decidieron instalarse 60 kilómetros al noreste de la ciudad del Turia.