Supercopa alemana: Guardiola y Klopp inauguran su rivalidad

Guardiola alecciona a Thomas Müller.

El técnico del Borussia quiere convertirse en la bestia negra de Pep. Este sábado tratará de frustrarle por primera vez.

Cinco de los últimos ocho clásicos germanos han tenido menos de 2.5 tantos, incluidos los últimos dos jugados en terreno del Dortmund

Borussia Dortmund vs. Bayern Múnich (sábado, 20:30)

El Bayern Múnich y el Borussia Dortmund han construido una rivalidad fascinante en los últimos años, y han compartido los últimos cuatro títulos de la Bundesliga entre ellos. Su batalla adquirió una dimensión global en mayo, cuando el Bayern batió por 2 a 1 al Borussia en una extraordinaria final de Champions League. En ese encuentro quedó claro que aunque los bávaros tienen una plantilla mejor que la de sus grandes rivales (los 25 puntos de ventaja en la Bundesliga lo demuestran), los cara a cara entre ambos onces titulares son todavía muy disputados.

El Bayern atravesó una larga racha en la que era incapaz de obtener buenos resultados contra el Borussia, pero eso cambió la temporada pasada. Además de el de la Liga de Campeones, el equipo entonces entrenado por Jupp Heynckes se llevó el duelo de la Copa alemana con un 1 a 0, y se llevó la Supercopa en verano por otro 2 a 1. Es importante indicar que esos partidos se jugaron en el Allianz Arena. Los dos enfrentamientos de Bundesliga acabaron con empate a 1. El choque de este sábado se disputará en el Signal Iduna Park de Dortmund, donde el Bayern no gana desde 2009 y ha caído en dos de sus últimas tres visitas.

He conseguido escribir dos largos párrafos sin mencionar el nombre de Pep Guardiola, pero su figura aporta un ingrediente extra muy interesante a esta rivalidad. Sus jugadores parecen encantados con sus entrenamientos y novedades tácticas, y el Bayern está arrasando en la pretemporada, incluido un 2 a 0 sobre el F.C. Barcelona. Las sonrisas abundan en el Allianz Arena, pero eso puede cambiar cuando Guardiola tenga que elegir a once jugadores en una plantilla plagada de estrellas. Guardiola manejó con maestría a su grupo en Cataluña, pero jamás tuvo que hacer frente a un vestuario con tantos internacionales que pueden quedarse en el banquillo o en la grada. Sus experimentos han sido muy interesantes, con Philipp Lahm jugando de interior o un ataque formado por Arjen Robben, Franck Ribery y Thomas Müller, prescindiendo de un 9 puro como Mario Mandzukic. Pero lo que haga en su primer gran test de Dortmund será mirado con lupa.

El controvertido fichaje de Mario Götze enfadó a Jürgen Klopp y los aficionados del BVB, quizá porque volvió a dejar claro cuál es el conjunto más poderoso de Alemania. La determinación de no traspasar a Robert Lewandowski es admirable, pero no es más que retrasar lo inevitable. Aunque los fichajes de Klopp han sido muy astutos, no estarán en el encuentro del sábado. El creativo Henrikh Mkhitaryan es baja por una lesión de tobillo, mientras que Pierre-Emerick Aubameyang sigue con fiebre, como el trabajador extremo Jakub Blaszczykowski. Al menos sí estará Marco Reus, que ha comenzado la pretemporada como un ciclón.

El Bayern no tiene problemas de ese tipo, pero seguramente dejará a Götze en casa, en una decisión inteligente para evitarle una tarde traumática frente a su antigua afición. Bastian Schweinsteiger ya está a tope tras sus problemas de tobillo, y participó contra el Barça.

Antes de la final de Champions League creía que el precio del Bayern era demasiado bajo, dada la naturaleza de ese choque, y la victoria con un gol en el minuto 89 mostró que no había gran diferencia entre ambos equipos. Y creo que la cuota bávara es demasiado reducida otra vez, si tenemos en cuenta el pobre desempeño que ha tenido el Bayern en el Signal Iduna Park últimamente. El empate me parece una gran apuesta, ya que en los últimos años sólo ha habido una victoria clara en estos enfrentamientos (5 a 2 para el Borussia en la final de Copa de 2012).

También creo que el mercado asume con demasiada alegría que habrá muchos goles. Cinco de los últimos ocho clásicos germanos han tenido menos de 2.5 tantos, incluidos los últimos dos jugados en terreno del Dortmund. Todos los mejores defensas de ambas plantillas están disponibles, y los técnicos harán especial hincapié en la presión, lo que favorece nuestra apuesta.

Esto no será de ninguna manera un amistoso de pretemporada, y el defensa del Borussia Mats Hummels ha admitido que el que mejor actuación tenga de los dos equipos dará un puñetazo en la mesa. Todos los jugadores del Bayern (excepto quizá Manuel Neuer y Lahm) deben impresionar a Guardiola, así que no habrá tiempo para la relajación. El partido se verá en 195 países, señal de que este duelo se está convirtiendo en el nuevo gran clásico continental.

Apuestas recomendadas
Menos de 2.5 goles a cuota [2.2].
Empate a cuota [3.6].