Solo falta el broche a la década de oro del Clásico

F.C. Barcelona y Real Madrid nunca se habían enfrentado tantas veces como en los últimos diez años. También ha sido la época más prolífica de ambos en cuanto a títulos.

El 28 de mayo de 2010, en plena etapa gloriosa de Pep Guardiola en el F.C. Barcelona, el Real Madrid anunció la contratación de José Mourinho para las siguientes cuatro temporadas. El portugués solo cumplió tres años del acuerdo firmado, pero su llegada dio comienzo a la década de Clásicos más intensa de la historia. Nunca se han disputado más en tan poco tiempo, con enfrentamientos en variadas fases de diferentes competiciones.

betfair-clasico6.jpg

El Barça ha sido el dominador del gran duelo del fútbol español en los últimos diez años. Ha ganado 16 enfrentamientos, por 10 del Real Madrid y 9 empates. Lo más llamativo ha sido el modo en el que ha logrado hacer del Santiago Bernabéu un campo muy propicio: cuatro triunfos del Real Madrid por 9 del Barça en la Castellana desde 2010 hasta el presente 2019. Esa supremacía se ha reflejado también en la cosecha de títulos: 21 a 17 a favor de los de la Ciudad Condal. En Liga (6 a 2) y Copa (5 a 2) la ventaja a favor de los culés es abismal. Sin embargo, el Real Madrid ha logrado compensar ese hecho con el brillo de sus Champions League (2 a 4 a su favor en este período).

clasico-grafico1.png

Los vaivenes de ambos clubes en esta década han provocado numerosos relevos en cada banquillo. Además de Mourinho, Carlo Ancelotti, Rafa Benítez, Zinedine Zidane -en dos etapas-, Julen Lopetegui y Santiago Solari se han sentado como locales en el del Real Madrid. En el Barça, el tristemente fallecido Tito Vilanova, Jordi Roura, Gerardo Martino, Luis Enrique y Ernesto Valverde se han sucedido tras la marcha de Guardiola en 2012.

El 5-0 que encajó el Madrid de Mourinho en el Camp Nou en otoño de 2010 fue el primer choque de una sucesión que nunca antes se había producido. Ambos equipos se vieron las caras en Liga, Copa, Supercopa y Champions en pocos años. Los piques entre ambas plantillas llegaron a su punto álgido en agosto de 2011. En el choque de vuelta de la Supercopa en el Camp Nou decidida a favor del Barça con un gol de Leo Messi, una entrada de Marcelo a Cesc dio lugar a una tremenda trifulca en el césped, en el medio de la cual Mourinho agredió al entonces segundo entrenador del Barça Tito Vilanova introduciéndole un dedo en el ojo. La no muy constructiva imagen dio la vuelta al mundo.

18 días de locura

En la temporada anterior, la 2010-11, Real Madrid y F.C. Barcelona se enfrentaron cuatro veces en 18 días, una secuencia histórica. Y se registró una gran logro para cada uno de los dos equipos. Los blancos se impusieron en la final de Copa, alzando el título por primera vez en 18 años, con un recordado gol de Cristiano Ronaldo en la prórroga. El Barça, por contra, logró el pase para la final de la Champions League en la eliminatoria eléctrica, decidida por dos goles de Leo Messi en los últimos minutos de la ida del Bernabéu. Semanas después, levantó la 'Orejona' tras imponerse por 3-1 al Manchester United en la final de Wembley, con goles de Pedro, Messi y Villa.

Aunque el Barça volvió a ganar un triplete en 2015, el Real Madrid logró voltear definitivamente el dominio de su eterno rival a mediados de década. Las cuatro Copas de Europa conquistadas en cinco años, tres de ellas con su técnico actual Zinedine Zidane, supusieron un logro sin precedentes en la historia. También sumó otra recordada copa, con un gol de Gareth Bale para la historia. El conjunto blanco, sin embargo, sigue teniendo muchos más problemas en la Liga.

Sin ir más lejos, el 28 de octubre de 2018 se dio un hecho inédito en 11 años: un Clásico sin Cristiano ni Messi. Aunque el Madrid todavía en construir una nueva y exitosa etapa bajo el mando de Julen Lopetegui, el Barça si impuso por 5-1 (en la foto) y rompió una pequeña sequía de tres años como local en estos duelos. Luis Suárez, al que suelen dársele especialmente bien este tipo de encuentros, fue el gran protagonista con un hat-trick.

betfair-clasico2.jpg

Tras una década bastante favorable, el Clásico vivió un momento único el pasado marzo. Tras casi 87 años, el Barça volvió a tomar la delantera en el balance del enfrentamiento histórico contra el Real Madrid: 96 victorias, por 95 de su gran rival. La reciente racha positiva vivida con Ernesto Valverde, con cuatro triunfos y un empate en los últimos cinco duelos, ha resultados decisiva para ello. Sin embargo, los blancos siguen teniendo la delantera en la estadística de goles marcados en estos partidos: 403 en total, por 399 del Barça.

En títulos, el Real Madrid también siguen llevando la voz cantante: sus 33 Ligas, por 26 del Barça, le convierten en dominador de la competición. Sus 13 Champions League son difíciles de igualar, el Barça le sigue de lejos con cinco. El club blaugrana, sin embargo, es el 'rey de Copas': acumula 33 entorchados, por 19 de su grana adversario (el Athletic de Bilbao es segundo en la clasificación histórica con 23).

Unos 2.500 millones en fichajes

La última década se ha caracterizado por una notable inflación del mercado futbolístico. Las enormes cantidades que han firmado las grandes ligas y clubes europeos con operadores de televisión y patrocinadores han provocado una escalada de contrataciones sin precedentes. El Barcelona y el Real Madrid no han sido la excepción. Según estimaciones, el Barça ha invertido unos 1.370 millones de euros en la última década. La 'T4' del club blanco, alrededor de 1.130 millones.

El fichaje de Neymar fue la primera gran -y muy compleja- operación de la década del Barça. Y su marcha provocó los fichajes más caros de la historia de la entidad: Philippe Coutinho (120 millones + bonus), Ousmane Dembélé (105 millones + bonus) y Antoine Griezmann (135 millones), que ha llegado tres años más tarde pero trata de ocupar el hueco que dejó el brasileño hoy en el PSG.

clasico-grafico2.png

En el Real Madrid, Gareth Bale (101 millones) había sido la gran contratación de la década del Real Madrid hasta el pasado verano. Acuciado por la decepcionante última temporada, el presidente Florentino Pérez decidió remodelar la plantilla con un ramillete de nuevos fichajes. Eden Hazard (100 millones) fue el galáctico elegido por Pérez para liderar su nuevo proyecto. El belga vivirá este miércoles 18 de diciembre su primer Clásico. Un prueba de fuego para él, Griezmann y el resto de jugadores que se estrenan en el partido más universal del fútbol español.