Siniestro total de la Xavineta

Momentos complicados en el Camp Nou
Momentos complicados en el Camp Nou

En apenas cuatro días, el proyecto del Barça ha saltado por los aires con dos derrotas consecutivas en el Camp Nou ante Eintracht y Cádiz

Xavi apenas ha ganado el 53% de los encuentros siendo el entrenador con peor porcentaje de victorias del Barça en el siglo XXI únicamente superado por Charly Rexach en 2002

Hay que remontarse 19 años atrás para ver dos derrotas seguidas del Barça en el Camp Nou. El equipo culé dimitió el pasado jueves de la Europa League con una derrota más que dolorosa ante el Eintracht de Frankfurt teniendo a su propio campo en contra. Este lunes, los azulgrana consumaron su capitulación en las opciones de Liga quedándose a 15 puntos del Real Madrid con un partido menos, aunque ya apenas restan seis jornadas de competición.

La derrota ante el Cádiz volvió a sacar las vergüenzas de un Barcelona que acabará la temporada en blanco y que no ha terminado de arrancar con Xavi Hernández. El equipo volvió a adolecer de una defensa muy frágil con Eric García y Lenglet no estando al nivel que exige la camiseta azulgrana. Si a eso le añadimos que no estuvo Pedri por lesión y que a Xavi le dio un ataque de entrenador sentando en el banquillo su principal goleador, Aubameyang, las cosas no pudieron salir peor para los intereses azulgrana.

Xavi acumula ya 30 partidos al frente de la maquinaría culé y los datos no mienten. Apenas ha ganado el 53% de los encuentros siendo el entrenador con peor porcentaje de victorias del Barça en el siglo XXI únicamente superado por Charly Rexach en 2002. El ex entrenador del Al-Saad no supera a su antecesor Ronald Koeman, quien consiguió el 58% de triunfos como técnico azulgrana.

Los datos no quedan ahí porque Xavi presenta peores números que un Quique Setién que logró el 64% de triunfos en su breve etapa como culé. Ernesto Valverde, el antecesor del cántabro, alcanzó el 67% en sus tres años como técnico azulgrana, mientras que Luis Enrique logró en un 76% de sus partidos la victoria. Los datos dejan a la vista un discurso más que unos resultados que con la salvedad del 0-4 del Clásico han sido decepcionantes.

Porque no olvidemos que el Barcelona ya se quedó fuera de la Champions con Xavi al frente y no pudiendo pasar del empate a cero en el Camp Nou ante el Benfica. Tampoco fueron capaces de dar la talla en una Supercopa donde perdieron con el Real Madrid ni en la opa del Rey donde quedaron apeados prematuramente a manos del Athletic de Bilbao. El balance es muy negativo y exige reformas en un equipo que se debe construir sobre Pedri, Gavi y Ansu Fati.

Laporta sabe que tiene mucho trabajo por delante y que no sólo vale con traer a Xavi para contentar al público. Sin resultados visibles, este equipo debe centrarse en terminar dentro de los puestos de Champions en la Liga ante la inminente amenaza del Betis en la tabla. Los hispalenses sueñan con echar a uno de los 'grandes' de la máxima competición europea y apenas se encuentran a tres puntos del premio. La Xavineta está en apuros. Veremos si la temporada no termina en siniestro total.