La España de Luis Enrique cae con honores y calla bocas

La Nations League ya es pasado, pero el título de Francia no empaña el buen hacer de una selección española que ha dejado el pabellón bien alto en Italia.

Después de una convocatoria muy controvertida con jugadores como Gavi y Sergi Roberto en el punto de mira, La Roja estuvo a un paso de proclamarse campeona de la Nations Leagues

La selección española vive tiempos convulsos o, cuanto menos, raros. Entre Luis Enrique y la prensa que cubre a La Roja hay una fractura más que evidente y el ambiente, al menos durante las últimas semanas, no ha sido el adecuado. Es cierto que el vestuario está muy unido, pero las críticas se habían sucedido una tras otra.

La convocatoria del seleccionador no dejó a nadie indiferente. Gavi, Sergi Roberto, ausencias muy sonadas... los palos no pararon de llegar apoyados en una lista realmente extraña. Sin embargo, el césped le ha dado la razón, al menos en la Nations League.

Frente a Italia, La Roja fue muy superior. Es cierto que la azzurra jugó con uno menos prácticamente todo el partido, pero incluso hasta la expulsión los españoles fueron mejores. Los de Luis Enrique pudieron marcar más tantos y el 2-1 se quedó corto.

GettyImages-1345868746.jpg

En la gran final frente a Francia, todo pintaba negro. Los 'bleus' venían de remontar un 2-0 ante Bélgica con un Kylian Mbappé estratosférico y un Karim Benzema que metía miedo. Todos daban por claros favoritos a los de Didier Deschamps.

Y es cierto que los franceses ganaron y se llevaron el título final (con mucha polémica arbitral), pero la imagen dada por los de Luis Enrique fue realmente buena. Los jugadores de los que tanto se habló, entre ellos Gavi, dieron un gran nivel y merecieron mucho más de lo que se consiguió finalmente.