España 1-1 Alemania: Gavi, un líder muy atrevido

El centrocampista del FC Barcelona fue de los mejores en el empate a uno de España contra Alemania en la segunda jornada del Mundial.

Gavi es un jugador muy inteligente, que muestra una capacidad para echarse todo un equipo a sus espaldas impropia de un chico de 18 años.

El combinado nacional no pasó del 1-1 frente a los germanos y tendrá que certificar su pase a octavos en la última fecha de la fase de grupos ante Japón. Morata fue el goleador de la 'Roja', donde, una vez más, volvió a destacar Gavi, sustituido por Nico Williams en el minuto 66.

Un jugador más allá de los números

Aunque las estadísticas no siempre reflejan el buen hacer de un futbolista, sí lo hicieron en el duelo frente a Costa Rica, donde Gavi completó 66 pases con un 90 % de efectividad y recuperó cinco balones, tres de ellos en territorio rival.

Ante Alemania, un partido mucho más exigente en el centro del campo, los datos muestran que solo acertó en nueve de sus doce pases, pero se convirtió en una pesadilla para los germanos, que no fueron capaces de detenerlo en ningún momento.

Solidario en cualquier zona del campo

A la hora de defender y tratar de recuperar el esférico, el de Los Palacios no falla. En la primera parte contra Alemania ganó cinco de ocho duelos, la mejor estadística de todo el conjunto español.

Gavi es un jugador muy inteligente, que muestra una capacidad para echarse todo un equipo a sus espaldas impropia de un chico de 18 años. Y es que su juventud es otra de las razones para ver en el futuro de España una luz muy brillante.

Tercer goleador más joven en un Mundial

Con su tanto frente a Costa Rica, Gavi se subió al podio con dos mitos. A sus 18 años y 110 días, el futbolista del Barça consiguió ver puerta y se convirtió en el tercero de menos edad en lograrlo. El mexicano Manuel Rosas, con 18 años y 93 días marcó un gol en Uruguay 1930 y el mítico Pelé, con 17 años y 237 días, hizo lo propio en Brasil 1958.

Pedri, su mejor compañía

Su fiel escudero en el Barça también lo es con la Selección. Ambos forman un dúo a la altura de los mejores y han justificado con creces la confianza que Luis Enrique les otorgó hace un año y medio.

Este Mundial de Qatar 2022 es la primera gran experiencia a nivel de Selección que comparten los dos después de que Gavi no estuviera en la Eurocopa 2020. Se entienden de manera perfecta, saben esconder la pelota y tienen esa clase que muy pocos reúnen para salir con el balón controlado, ya sea a campo abierto o en una baldosa.