Selección Española

Esos locos bajitos de España superan uno de sus grandes miedos

Cuando la 'Roja' ganó hace doce años en Sudáfrica solo recibió un gol en todo el torneo.

España perdió por 2-1 contra Japón, pero logró clasificarse para octavos de final gracias a la diferencia de goles con Alemania. Además, la 'Roja' vuelve a cerrar una fase de grupos sin encajar a balón parado tres Mundiales después.

El combinado dirigido por Luis Enrique cayó por 2-1 ante Japón en un choque frustrante y polémico. Álvaro Morata adelantó a España, pero dos despistes a la vuelta de vestuarios revirtieron el marcador. La 'Roja' apenas inquietó la portería rival y terminó pasando como segunda de grupo.

Sin embargo, hay que mirar el lado positivo, y es que la selección española ha completado una fase de grupos sin encajar a balón parado ni de cabeza por primera vez en las últimas tres citas mundialistas.

España pegó un ligero estirón desde Sudáfrica 2010

La 'Roja' sumó la primera y única estrella de su historia tras ganar en la final a Holanda con el memorable tanto de Andrés Iniesta, que consumó un torneo en el que España fue la selección más baja, en cuanto a talla, de todas las participantes.

La selección dirigida en aquel entonces por Vicente Del Bosque tenía una altura media de 1,75. Doce años más tarde, España sigue estando entre las más bajas, pero ha crecido 6 centímetros. Los de Luis Enrique están en 1,81 de media, lo que les sitúa como el 22º conjunto más bajo de todo el Mundial de Qatar 2022.

Robert Sánchez, el más alto

El portero del Brighton es la torre más grande del castillo que ha construido Luis Enrique. Mide 1,97 y está por delante de dos de los centrales del equipo nacional: Rodri y Laporte, que comparten una altura de 1,91.

Por contra, Jordi Alba es el futbolista más bajo de toda la convocatoria con 1,70. En 2010, Xavi ocupaba ese puesto con 1,69.

España vuelve a no encajar a balón parado en fase de grupos

Cuando la 'Roja' ganó hace doce años en Sudáfrica solo recibió un gol en todo el torneo. Fue ante Suiza en el primer partido y después de un barullo dentro del área.

En 2014, España no pasó de la primera instancia, recibió siete goles y dos vinieron precedidos de una falta lateral. Uno lo anotó De Vrij rematando de cabeza para Holanda y otro fue obra de Aránguiz con Chile aprovechando el rechace de una falta lanzada por Alexis Sánchez.

Entonces, la media de altura era 1,79, cifra que se repetiría cuatro años más tarde.

Ya en Rusia, los problemas persistieron. Cristiano Ronaldo logró el empate a tres en la jornada inaugural frente a España con un disparo de falta directa por encima de la barrera y, ya en la última fecha, En-Nesyri anotó de cabeza para Marruecos a la salida de un córner. Otros dos goles encajados a balón parado.

No obstante, esos problemas parecen haberse disipado en este Mundial de Qatar 2022. En esta fase de grupos, España ha encajado tres goles pero ninguno ha sido a pelota parada.

Marruecos, entre los más altos

El conjunto africano, que ya castigó a España por alto en 2018, será el rival en octavos para los de Luis Enrique. Los leones del Atlas aparecen en el número ocho del ránking de equipos más altos.

Los dos futbolistas que aportan más altura a esta selección pertenecen al Sevilla. En-Nesyri y Bono, ambos con 1,92, son las dos grandes torres de Marruecos. Uno bajo palos y otro en la portería contraria para finalizar, como hizo ante los de Fernando Hierro en Rusia.