Qué se puede esperar de cada equipo en el retorno de la Premier League

El fútbol volverá en Inglaterra dentro de dos semanas. Los equipos han pasado casi tres meses parados. Mucho tiempo sin entrenar...

Dado su excelente estado de forma antes de la suspensión, no sería una sorpresa que el United acabe entre los cinco primeros.

La Premier League está lista para volver el 17 de junio con un gran cartel doble, con implicaciones en los extremos superior e inferior de la tabla, pone de relieve cuánto queda por decidirse en la temporada 2019/20. Primero jugará el Manchester City contra el Arsenal, y después el Sheffield United contra el Aston Villa, y ambos serán partidos fascinantes.

Estos dos partidos inician un programa de seis semanas en el que los 92 partidos serán televisados y 29 de ellos gratuitos, incluidos cuatro en la BBC. Los partidos se jugarán durante los siete días de la semana, con hasta ocho partidos de lunes a viernes y ocho por día - todos escalonados - los sábados y domingos.

El Liverpool es el gran favorito para ganar el título, al contar con 25 puntos de ventaja. Si el Arsenal le quita un punto al City en ese primer partido, el equipo de Jurgen Klopp podría incluso sellar el título en el derby del Merseyside.

Cuarto, quinto y sexto

Seis equipos están separados por ocho puntos en la carrera por los cuatro primeros puesto, e incluso el Arsenal, que está en noveno lugar, puede realizar su último intento. El enfoque táctico y metódico bajo la dirección de Mikel Arteta es muy adecuado para el fútbol a puerta cerrada, sobre todo porque el Arsenal es propenso a la volatilidad emocional con el telón de fondo del ansioso público del Emirates. Sin embargo, tal vez haya perdido ya demasiados puntos como para salvar la brecha; es más sensato pensar que puede meterse entre los seis primeros.

Lo mismo puede decirse del Tottenham Hotspur, aunque José Mourinho haya utilizado la pausa para pulsar el botón de reinicio y centrar a sus jugadores en interiorizar sus métodos tácticos. Hay demasiados problemas -y demasiada fragilidad- en los Spurs como para hacer frente a la nueva normalidad significativamente mejor que sus cuatro principales rivales. Incluso meter entre los seis primeros parece muy complicado.

El Manchester United podría ir en cualquier dirección. ¿Encontrará consuelo lejos del resplandor de Old Trafford y jugará su fútbol de contraataque sin complejos, o, sin dejarse intimidar por el público del 'Teatro de los Sueños', los rivales encontrarán más fácil exponer los defectos tácticos de Ole Gunnar Solskjaer? Dado su excelente estado de forma antes de la suspensión, no sería una sorpresa que el United acabe entre los cinco primeros.

El Chelsea es el que más probabilidades tiene de terminar cuarto. El parón da a sus jugadores más jóvenes la oportunidad de recargar las pilas y salir al 110% como lo hicieron al principio de la temporada. Además, el equipo de Frank Lampard no tenía antes mucha ventaja por jugar en Stamford Bridge, ya que obtuvo sus peores resultados en casa.

El Wolves o el Sheffield United bien podrían terminar también en cuarto lugar, porque ambos tienen la organización táctica necesaria para prosperar en entornos sin emociones. El Leicester City y el Manchester City, mientras tanto, están demasiado lejos como para caer al quinto lugar.

Los diez primeros

Dado que es probable que la superioridad técnica y táctica de mayor ventaja en el nuevo entorno, los ya mencionados nueve equipos deberían mantenerse entre los diez primeros. El puesto final debería ser para el Everton de Carlo Ancelotti, debido a los métodos claramente definidos del nuevo director.

El Everton también tiene muchos partidos pendientes contra equipos que probablemente tengan muy poco que jugar, y dado el mayor riesgo de lesiones y la falta de apoyo del público, la falta de motivación al final de la temporada podría afectar seriamente a algunos equipos. Es menos probable que este hecho perjudique a un equipo de la mitad de la tabla con un nuevo entrenador.

El Crystal Palace tiene la desgracia de que su buena forma se haya visto interrumpida por la suspensión, y es poco probable que mantenga ese buen momento ahora, dado lo mucho que basaba sus resultados en su forma en Selhurst Park, mientras que el Burnley, el único otro candidato realista para un final entre los diez primeros, está casi exclusivamente programado contra equipos que luchan con uñas y dientes por algo.

Descenso

El Norwich y el Brighton están en una posición alarmante. Ambos clubes confiaron en su estadio para sacar puntos y ambos tienen listas de partidos difíciles por delante. El Norwich podría haber realizado una gran escapada dado que tenía cinco partido decisivos en Carrow Road, pero ahora parece muy poco probable que Daniel Farke pueda inspirar algo especial sin sus seguidores.

El West Ham había perdido completamente el rumbo David Moyes, y ese ambiente poco inspirador debía continuar en campos neutrales y vacíos. Además, tiene una lista de partidos muy difícil y dado que sólo la diferencia de goles le mantiene fuera de los tres últimos, están en grave peligro de descenso.

El Bournemouth está bien organizado y tiende a rendir mejor cuando se le permite esperar al rival y jugar a la contra, en lugar de ceder a la presión sus aficionados por jugar un juego expansivo. El equipo de Eddie Howe puede salvarse si acumula buenas actuaciones contra Newcastle, Palace y Southampton.

El Aston Villa da la bienvenida de nuevo a John McGinn, sugiriendo que puede redescubrir las buenas actuaciones del primer tercio de la temporada. El equipo de Dean Smith estaba en un bache y se habrá beneficiado del reajuste más que nadie.

De manera similar, el Watford acababa de empezar a caer bajo el mando de Nigel Pearson, pero ahora puede disfrutar de un segundo rebote con su nuevo entrenador para conseguir los 11 puntos que necesita contra equipos como el West Ham, Norwich, Newcastle, Southampton y Burnley.

Alex Keble,