Que nadie descarte otra enorme temporada del Borussia Dortmund

Lewandowski y Reus siguen en la plantilla.

Ha perdido a Mario Götze, pero han llegado fichajes que pueden incluso mejorar el conjunto; y el verdadero hombre clave, Jürgen Klopp, tiene más hambre que nunca.

El Borussia ha parecido cambiar el rumbo, y puede que sea mucho más ambicioso en el mercado a partir de ahora

La final de la Champions League entre dos equipos alemanes hizo que se escribieran ríos de tinta sobre el gran momento del fútbol germano. Mucha otra gente -entre la que me incluyo- señaló que pudo ser una pequeña coincidencia que el buen momento de un equipo que se ha instalado en la élite europea -el Bayern Múnich- coincidiera con un pico histórico de otro, el Borussia Dortmund. El acierto en la dirección del club, la explosión de varios jugadores y la extraordinaria dirección de Jürgen Klopp han hecho que el Borussia haya tenido tres años gloriosos. Pero la realidad es que el fútbol alemán en su conjunto todavía está un poco lejos -cada vez menos- de sus dos mejores estandartes del momento.

Para hacernos una idea, el Bayern gastó la pasada campaña más del doble de dinero en salarios que su gran rival. A largo plazo, eso era insostenible para los de Dortmund. La gran gestión y la suerte con los fichajes no son eternas, y aunque las bajas de Lucas Barrios, Nuri Sahin o Shinji Kagawa apenas se notaron, ningún club puede aguantar muchos años vendiendo sus mejores jugadores verano tras verano.

El traspaso de Mario Götze al Bayern ha repetido el guión de pasados periodos estivales, pero esta vez ha sido más grave porque el jugador ha recalado en el gran rival. Así las cosas, el Borussia ha parecido cambiar el rumbo, y puede que sea mucho más ambicioso en el mercado a partir de ahora.

Ha retenido una temporada más a Robert Lewandowski, aunque parece claro que el delantero tiene un acuerdo con el Bayern. Y ha fichado a Henrikh Mkhitaryan y Pierre-Emerick Aubemayang, dos de las perlas del mercado europeo, que con 24 años deben demostrar si dan el paso para convertirse en grandes estrellas o se quedan simplemente en muy buenos jugadores.

Mkhitaryan no es Götze, pero tiene un rango de pase muy interesante, y a pesar de no ser un jugador egoísta consiguió anotar 25 tantos con el Shaktar la pasada campaña. Siempre hay dudas sobre cómo se adaptará a una liga de mayor nivel un fichaje que llega de una liga como la ucraniana, pero Mkhitaryan tiene la ventaja de su excelente educación y humildad. Habla varios idiomas, de hecho su hermana es lingüista para la UEFA.

Aubemayang, que seguramente asumirá de momento el rol de suplente de Lewandowski como 'aprendiz', es un delantero potente de gran movilidad. Seguramente ocupará la banda en algunos momentos.

El Borussia puede convertirse en un equipo todavía más fluido en los próximos meses. Como capitán de Gabón y actuando como local en la Copa de África, Aubemayang demostró que también tiene madera de líder, a pesar de la presión que suponía ver cómo la esposa del presidente gabonés la animaba con su camiseta en todos los partidos. Jugó de manera brillante durante el torneo, aunque falló un penalty decisivo en cuartos de final.

La cuota 65/1 que presenta el Dortmund para alzarse con el título de la Bundesliga no es excesivamente tentadora, ya que parece que el Bayern quiere volver a imponer una dictadura en la competición doméstica. Me intriga mucho más ver qué prepara Klopp para la Champions League. Conjuntos como el Valencia o el Bayer Leverkusen demostraron la pasada década que se puede ser competitivo en la máxima competición continental durante varios años sin estar entre los clubes más ricos del continente.

El Borussia, tras alcanzar la final, será cabeza de serie esta vez, por lo que su grupo en la primera fase no será tan complicado como el de la campaña pasada. Y muchos de sus rivales no parecen en la mejor disposición para atacar el título esta temporada. El PSG tiene nuevo entrenador y bastantes dudas, la Juventus debe demostrar que tiene la capacidad de saltar al siguiente nivel, los equipos ingleses son una incógnita en su gran mayoría... 

Cuando se abra el mercado de Betfair, puede ser una gran opción apostar por los de Dortmund como campeones (su cuota rondará el 25) para cubrirnos apostando por sus rivales cuando lleguen las eliminatorias a partir de febrero.