Premier League: a la vuelta, el Arsenal de Arteta será todo un peligro

Aunque los resultados no mejoraron del todo y la fragilidad defensiva seguía ahí, los 'gunners' dieron muestras de progreso en las últimas jornadas.

Consigue un bono de 5€ cada semana apostando 15€ en combinadas en Betfair.

Cuando Unai Emery fue despedido el 19 de noviembre, con el Arsenal en octavo lugar y a solo cuatro puntos del Everton que estaba en el 16º puesto, pocos aficionados esperaban que hubiera alguna esperanza de recuperar la campaña 2019/20. El hecho de que Mikel Arteta haya cambiado tan drásticamente el estado de ánimo en el Emirates en pocos meses, y que lo haya hecho a pesar de que la proporción de puntos por partido del Arsenal simplemente ha pasado de 1.38 bajo a 1.43, nos dice mucho sobre el impacto psicológico de contratar a un entrenador con un plan claro.

La temporada hasta ahora

Donde el Arsenal lamentablemente careció de dirección durante los 18 meses de Emery, ahora juega con una organización y una identidad clara que coincide con los clubes más disciplinados de Inglaterra (por momentos, por lo menos). Ya se están formando automatismos en el ataque de los Gunners, a través de algunas combinaciones florecientes en cada banda, y (quizás lo más llamativo de todo) Arteta está encontrando soluciones a problemas que parecían insolubles a principios de año.

Bukayo Saka ha sido una revelación en el lateral izquierdo, por ejemplo, mientras que Granit Xhaka ha parecido renacer como un centrocampista central más retrasado. Incluso Mesut Ozil parece saber ahora lo que debe hacer. Creando un complejo 3-2-5 con la posesión, maximizando el talento de Pierre-Emerick Aubameyang y Nicolas Pepé, y haciendo progresar a los jugadores jóvenes, Arteta ya ha demostrado por qué era el protegido de Pep Guardiola. Ha habido demasiados empates, por supuesto, e incluso su última racha de ocho partidos sin perder incluyó actuaciones dudosas, pero en general éste ha demostrado ser un año de transición que puede hacer que los aficionados del Arsenal sean optimistas sobre el futuro.

Lo más destacado

Dado que los resultados han sido constantemente decepcionantes (aparte de la victoria por 2-0 sobre el Manchester United el día de Año Nuevo), los aficionados recordarán sobre todo la temporada 2019/20 por cómo Eddie Nketiah, Saka, Pepé y Gabriel Martinelli irrumpieron en el primer equipo y, al hacerlo, barrieron con la lentitud de la era Emery. La energía y el propósito con el que estos jóvenes jugadores han saltado en la escena ha sido agradable de ver, potencialmente marcando el comienzo de una generación dorada de graduados de la academia del Arsenal como las que se recuerdan de la era de Arsene Wenger. Pero lo más destacado de todo es el entrenador. La capacidad de Arteta de imprimir su filosofía táctica en un club que llevaba una década a la deriva es un pequeño milagro.

Lo peor

La eliminación del club en la Europa League ante el Olympiacos fue una decepción importante para Arteta, cuyo equipo estaba entre los favoritos para levantar el trofeo y obtener el pase a la Liga de Campeones. Ese resultado fue un duro recordatorio de cuánto trabajo queda por hacer. El Arsenal sigue siendo frágil cuando está bajo presión. Antes del cambio de entrenador, toda la fase de Freddie Ljungberg fue decepcionante, mientras que los últimos meses de Emery fueron terribles. La derrota por 3-1 ante el Liverpool en Anfield en agosto destaca particularmente, no solo porque el diamante 4-4-2 de Emery dejara a los laterales del Liverpool libres para dominar. Fue la confirmación final de que sus tácticas no estaban a la altura. Poco después llegó el infame empate a 2-2 con el Watford, cuando el Arsenal recibió 31 disparos contra el colista. Mejor no recordarlo. Y luego está el arrebato de Xhaka que llevó a que le quitaran la capitanía, un momento doloroso para el club del que el suizo se ha recuperado sorprendentemente. Fuera de los focos de atención, la lesión de Kieran Tierney durante la temporada y el estancamiento de Matteo Guendouzi también han sido decepcionantes.

Lo que se puede lograr todavía en la 19/20

Si la temporada actual se reanuda, el Arsenal, a ocho puntos de los cinco primeros, luchará únicamente por la clasificación para la Europa League. Eso es ciertamente alcanzable, particularmente dado el número de problemas en los clubes rivales y el calendario de los Gunners. Les quedan cinco partidos contra equipos de la mitad inferior de la tabla, y sólo dos contra los "seis grandes" lejos del Emiratos. Un final entre los seis primeros, que se paga a 32/1 en el Sportsbook de Betfair, es el objetivo principal. El equipo de Arteta también está vivo en la FA Cup y se enfrentará al Sheffield United en los cuartos de final si el torneo sigue adelante. El Manchester City y el Chelsea son los dos únicos clubes de los "seis grandes" que quedan junto al Arsenal, y con tantas victorias recientes en la FA Cup en Wembley en su haber, sería prudente apostar por el Arsenal a cuota 87/1.

Lo que sigue: fichajes de verano y 2020/21

La temporada fue suspendida justo cuando el Arsenal estaba arrancando, pero pase lo que pase después, debe aprovechar este impulso con un gran verano. En primer lugar, Arteta necesita dos centrales de primera calidad, para evitar errores innecesarios y añadir un poco de calma a un equipo que ahora juega con una arriesgada línea alta. Si Dani Ceballos regresa al Real Madrid, el Arsenal tendrá que reemplazar su dinamismo en el centro, y al ataque le vendría bien un poco más de astucia. Diogo Jota añadiría vías de enlace a una delantera actualmente sobrecargada de regateadores veloces.

Resumen

El Arsenal no está lejos de estar de vuelta entre los contendientes con Arteta al timón. Firmando a esos dos defensas y manteniendo a Ceballos, los Gunners podrían ser incluso capaces de sorprender en la lucha por el título, en caso de que los puntos requeridos para ser campeón sean menos que los 97 de los últimos dos años. Esta última afirmación parezca quizás un poco extravagante, aunque es fácil dejarse llevar cuando se observan los inteligentes progresos realizados por Arteta. Cuando el fútbol vuelva a arrancar, es fácil prever que el Arsenal seguirá subiendo, y el título de la Premier League es un objetivo a largo plazo que de repente parece alcanzable. Después de tanto estancamiento, esa savia nueva hace que el 2019/20 no vaya a dejar tan mal recuerdo en el club.