Stéphanie Frappart: ¿quién es la primera mujer en arbitrar en un Mundial?

La colegiada francesa hace historia en Qatar y se convierte en un ejemplo a seguir por cientos de mujeres del mundo.

La francesa de 38 años estará acompañada por la asistente brasileña Neuza Back y la mexicana Karen Díaz

El Costa Rica - Alemania no solo servirá para decidir los equipos que pasarán a octavos de final en el grupo E del Mundial de Qatar. Y es que ese partido será también el primero en la historia dirigido por una mujer en este torneo. La pionera se llama Stéphanie Frappart.

La francesa de 38 años estará acompañada por la asistente brasileña Neuza Back y la mexicana Karen Díaz en un trío que no debe ser el último. Frappart y Back ya fueron las primeras en participar en un mundial masculino al ser cuarta árbitra y asistente reserva en el México - Polonia.

Frappart, además, viene siendo líder en casi todo lo que hace en el fútbol. Fue la primera en dirigir un partido de la Ligue 1 francesa (2019), una final de la Supercopa de Europa (2019), un encuentro oficial de selecciones (2020), un partido de la Champions (2020) o una final de la Copa de Francia (2022). Recientemente arbitró el duelo entre el Real Madrid y el Celtic de Glasgow de Champions League en el Santiago Bernabéu.

Actualmente en Qatar hay seis mujeres que participan como árbitros en los partidos. Entre ellas, las colegiadas principales son Stephanie Frappart, Salima Mukansanga de Ruanda y Yoshimi Yamashita de Japón y sus asistentes son Neuza Back de Brasil, Karen Díaz Medina de México y Kathryn Nesbitt de Estados Unidos.

Árbitra y exfutbolista

Nació en Valle del Oise en Francia y también fue jugadora. Así lo explicó ella misma en una entrevista: "Jugué al fútbol, pero también quería aprender sobre las leyes del juego, así que comencé a arbitrar y continué jugando y arbitrando hasta los 20 años, cuando tuve que tomar una decisión. En ese momento, las estructuras de fútbol femenino todavía se estaban desarrollando, así que sentí que sería mejor para mí continuar como árbitro".

Se dio a conocer en 2014 al ser la primera mujer en dirigir un partido en la segunda división francesa y ahora cumplirá su sueño: arbitrar un partido de un mundial con los ojos de todos los aficionados del planeta sobre ella.