La lista negra del Balón de Oro: ¿Ganó algún futbolista el Mundial tras llevarse el galardón?

La baja de Benzema provoca que el ganador del MVP del curso 2021-2022 no esté presente en Qatar 2022.

Karim Benzema es el tercer Balón de Oro ausente en la historia de los Mundiales.

Desde la creación del Balón de Oro, hasta 16 ganadores de este preciado galardón individual han visto pasar por delante de sus ojos una Copa del Mundo.

De estos 16, solo tres de ellos no llegaron a disputar el Mundial al que llegaban como vigentes ganadores del galardón dorado. Le ocurrió a Alfredo Di Stéfano y a Allan Simonsen, en 1958 y 1962, respectivamente, y también le ocurrirá a Karim Benzema en 2022.

Pese a lo unido que está el éxito en el Mundial con ganar ese mismo año el Balón de Oro, al revés ocurre todo lo contrario. Ganar el Balón de Oro no es sinónimo de éxito en el torneo internacional. De hecho, nunca un vigente ganador del Balón de Oro ha conquistado el Mundial. Nunca.

Los que más cerca lo tuvieron fueron Roberto Baggio, en 1994, cuando erró aquel último penal contra Brasil en la final; Gianni Rivera, que perdió también con Italia la final contra Brasil en 1970; Johan Cruyff, en 1974; Karl-Heinz Rummenigge, que cayó contra Italia en España 1982; y Ronaldo Nazario, con aquel fatídico último encuentro contra Francia en el 98.

Especialmente cruel fue el caso de Baggio, que había ganado el Balón de Oro en 1993 y que tuvo en sus botas el último toque de balón del torneo. Para su desgracia, mandó aquel balón por encima del larguero.

GRANDES DECEPCIONES

Pero ha habido decepciones mucho más sonadas. Como la de Cristiano Ronaldo, que después de ganar el galardón en 2013 cayó eliminado en fase de grupos en 2014, o Leo Messi, en 2010, cuando salió goleado en cuartos por Alemania (4-0).

También fueron dolorosas la de Ronaldinho en 2006, cuando le pasó por encima Zinedine Zidane; o la de Michael Owen, que fue de los más discutidos y que se estrelló con Inglaterra en 2002.

El último Balón de Oro en jugar un Mundial fue Cristiano en Rusia 2018, pero su Portugal no pudo pasar de octavos de final, com también le ocurrió a Marco Van Basten en 1990.