Mundial 2014: Japón - Grecia, las cenicientas del grupo C

Honda y Kagawa son las principales figuras de Japón.

Tanto Japón como Grecia apuran sus opciones de acceder a octavos de final dejando que todo se decida en el último partido de la fase de grupos si saldan la segunda jornada con una victoria. 

La selección japonesa posee talento en sus filas y experiencia que ha ido adquiriendo a lo largo de las últimas competiciones internacionales. Avanza con pequeños pasos pero firmes, tratando de dejar atrás su rol de selección organizada e incapaz de poner magia en su fútbol

El grupo compuesto por Colombia, Costa de Marfil, Japón y Grecia se presentaba en Brasil como uno de los más complicados de pronosticar por la igualdad y falta de favoritismo. Había equilibrio. Cada selección con su estilo de juego y si estrategia para llegar a octavos. En el primer partido, ganaron cafeteros y marfileños. Ahora les toca el turno a Japón y Grecia de reivindicarse para mantener intactas sus aspiraciones aprovechando, además, el enfrentamiento directo entre las dos que encabezan el grupo.

Japón vio ante Costa de Marfil cómo no supo mantener la ventaja en el marcador conseguida con su gol. Le remontaron y no pudieron hacer nada para evitarlo. Por su parte, Grecia perdió ante Colombia por un contundente 3-0 que no les permitió tener opción a la réplica. De un plumazo se esfumó su principal virtud: la solidez defensiva. Se espera un partido igualado, en el que ninguno saldrá a cometer errores pero tratarán de buscar la portería contraria para llevarse el partido.

La selección japonesa posee talento en sus filas y experiencia que ha ido adquiriendo a lo largo de las últimas competiciones internacionales. Avanza con pequeños pasos pero firmes, tratando de dejar atrás su rol de selección organizada e incapaz de poner magia en su fútbol. Tanto Kagawa como Honda deben liderar el proyecto y poner su grano de arena ante Grecia para descomponer la zaga de la misma forma que lo hizo Colombia. Apostarán por la velocidad en las transiciones y el acierto de sus principales figuras. En el caso de Grecia, parece que planteará un partido rocoso. Esperarán atrás y se aprovecharán de las contras que puedan armar. Con Samaras tendrá presencia arriba y sacará a relucir sus principales fortalezas como los robos de balón y las bajadas recibiendo de espaldas a los defensas. Junto a él, Mitroglou será mirado con lupa y se pondrá a prueba el olfato de gol que le caracteriza. Debería ser titular en vista de lo que se juega ante la selección nipona. 

Apuesta recomendada en Betfair:

Over 2.5 goles 2.15
¿Marcan ambos equipos? Sí 1.910/11
¿Japón ganará una parte? Sí 1.84/5