Mundial 2014: Brasil - Croacia, la ansiada inauguración

Neymar quiere anotar el primer gol de Brasil.

Brasil pretende reinar en su Mundial desde el primer día. Ante Croacia apuesta por la victoria para liderar su grupo e iniciar con buen pie el camino hacia la final. Su rival no se encerrará atrás y será fiel a su estilo de toque.

Brasil no quiere cometer ningún error. Quieren comenzar con una victoria y puede que esta presión les obligue a jugar con precaución en el debut. Por su parte, Croacia no piensa cambiar su estilo. Parece que las tornas se han cambiado y ahora los croatas disfrutan del toque y de la plasticidad del fútbol

Han sido meses de espera, preparando que llegue el gran día. Brasil acoge la gran cita del fútbol y pretende que la Copa del Mundo no salga de casa. En las últimas semanas el ambiente se ha enrarecido como consecuencia de las manifestaciones y las dudas generadas sobre la organización del evento por parte de la anfitriona. A falta de unas horas para que comience el balón a rodar, el fútbol será el centro de atención.

El estilo de juego implantado por Luiz Felipe Scolari no convence a los brasileños. Atrás queda el 'jogo bonito' y se centran en los resultados y ser prácticos. Defender bien y tener un grupo compacto con físico para realizar transiciones rápidas que sean aprovechadas por hombres como Óscar, Hulk o Neymar. Este último está llamado a ser unos de los nombres propios de su selección y del Mundial. Su capacidad para revolucionar y haberse convertido en uno de los jóvenes con mayor proyección puede suponer una carga de la que no sea capaz de deshacerse. 

Brasil no quiere cometer ningún error. Quieren comenzar con una victoria y puede que esta presión les obligue a jugar con precaución en el debut. Por su parte, Croacia no piensa cambiar su estilo. Parece que las tornas se han cambiado y ahora los croatas disfrutan del toque y de la plasticidad del fútbol. Hay dos hombres clave que deben liderar el equipo. Tanto Modric como Rakitic serán los principales quebraderos de cabeza del centro del campo brasileño. Sus temporadas hablan por si solas. En sus respectivos equipos han demostrado su criterio, capacidad organizativa y su resolución cuando el juego se atasca. Una de las principales bajas para esta sesión es la del delantero del Bayern, Mandzukic. Fue expulsado en el último partido de la repesca ante Islandia y no jugará ante la anfitriona. Su lugar lo debería ocupar el veterano Ivica Olic. 

Apuesta recomendada en Betfair:

Descanso: Empate 2.255/4
¿Marcan ambos equipos? Sí 2.6213/8
Goleadores: Neymar 1.9520/21, Rakitic 1110/1
¿Mantendrá Brasil la portería a cero? No 2.35/4