MisterChip cree que el Real Madrid hará valer su experiencia en la fase final de la ACB

Ver mercado

El miércoles arranca la apasionante fase de final de Valencia. Para el embajador de Betfair, los equipos de Euroliga harán valer la longitud de sus plantillas.

Los protagonistas llegan tras tres meses sin hacer casi nada, y tampoco se sabe cómo han sido los entrenamientos que han podido completar una vez pudieron juntarse de nuevo.

Esta semana vuelve la ACB, que ha adoptado un formato muy innovador para acabar la temporada. Una fase final en Valencia en la que los doce mejores equipos hasta el parón por la pandemia se dividirán en dos grupos: el A lo conformarán Barça, Tenerife, Bilbao, Baskonia, Unicaja y Joventut, mientras en el B estarán Real Madrid, Zaragoza, Andorra, Valencia, Burgos y Gran Canaria. Los dos primeros clasificados de cada grupo se clasificarán para las semifinales, en las que se cruzarán con los dos primeros del otro grupo. Tanto las semifinales como la posterior final serán a partido único.

Del primer grupo, destaca la ausencia de Malcolm Delaney en el Barça. El base quería renovar su contrato por al menos una temporada más, pero el club le dijo jugase esta fase final antes de ponerse a negociar. Delaney prefirió no arriesgar y acordó rescindir lo que le quedaba de contrato. Es una baja muy sensible que provocará que el protagonismo en la dirección recaiga en Thomas Heurtel, que estaba volviendo poco a poco tras su lesión y ahora adquirirá un papel muy preponderante.

También en ese grupo A, el Baskonia pierde a Christon pero recupera a Vildoza y Granger. Sobre todo este último lleva mucho tiempo parado, y es una incógnita la aportación que pueda hacer a los de Dusko Ivanovic. En el Unicaja, Jaime Fernández decidió operarse y dar por cerrada esta temporada, y es una ausencia muy sensible. Tanto Barça como Baskonia me parecen los dos grandes candidatos para meterse en semis, por una sencilla razón: el formato tan comprimido favorece a los equipos con más profundidad de plantilla, y esos son los que participan en la Euroliga.

Jugar en casa cuenta, incluso sin público

En el grupo B, el Real Madrid es para mí no solo el gran candidato para ser primero, sino también para alzarse con el título después. Es el equipo con la plantilla más larga, y el más conjuntado por todo el tiempo que llevan jugando juntos muchos de sus jugadores. En este tipo de torneos, esos automatismos ofrecen ventajas competitivas, y en el caso de los de Pablo Laso, además está el hecho de no contar con bajas demasiado significativas (Salah Mejri no ha viajado pero no ha aportado casi nada hasta ahora).

El Zaragoza, que había hecho un temporadón hasta la interrupción, es el equipo más perjudicado de todos. Ha perdido a D.J. Seeley, Jason Thompson y Fran Vázquez, que había decidido retirarse al final de la temporada y ha adelantado ese momento. Porfi Fisac se verá obligado a dar muchos minutos a las promesas de la cantera, y veremos si el conjunto zaragozano consigue que el colofón de la campaña esté altura a lo que venía siendo su fase regular.

El Andorra es otro equipo que sufre una baja importante, la de Moussa Diagne. En el caso del Valencia, el que faltará será Guillem Vives, aunque esa posición está bastante bien cubierta. Aunque muchos crean que no, yo sí que creo que actuar como local le dará cierta ventaja, incluso sin su afición presente: los jugadores tienen pequeñas referencias del campo que a otros les faltan, y eso les hará sentirse más cómodos. Con el Real Madrid, creo que será el otro equipo del grupo B que estará en semis.

Con todo, casi todo lo dicho hasta ahora -excepto las bajas- entra en el terreno de la especulación. Los protagonistas llegan tras tres meses sin hacer casi nada, y tampoco se sabe cómo han sido los entrenamientos que han podido completar una vez pudieron juntarse de nuevo. Cuando acabe la primera fase, podremos tener una idea mucho más clara de dónde está cada candidato.

Fuera de esta fase final, tanto el Estudiantes como el Fuenlabrada se han salvado de perder la categoría cuando estaban en una situación muy complicada, al decretar la ACB que temporada acabe sin descensos. En la liga LEB se ha decretado que los dos primeros clasificados, el Valladolid y el Gipuzkoa Basket, asciendan a la ACB. Son dos ciudades con gran tradición de baloncesto y merecen su puesto en lo más alto del baloncesto español, pero esos ascensos parecen lejos de estar confirmados. A la ACB le queda una patata caliente que resolver con este asunto.

Hay muchas ganas de baloncesto, yo al menos estoy deseando de que arranque el primer partido del miércoles. Volveré por aquí al final de la primera fase para comentar cómo he visto los primeros partidos.

MisterChip,