Fútbol

El fútbol no es el único: los 3 deportes en los que Arabia Saudí ya ha invertido miles de millones

Sus tres principales intereses deportivos hasta la fecha consisten en el fútbol, el motor y el golf.

El país asiático es la auténtica sensación en el mundo del deporte con una ambiciosa apuesta para albergar grandes eventos en el futuro

Arabia Saudí ambiciona presentarse al mundo a través del deporte. El país con más petróleo del planeta está decidido a darlo todo para que el mundo conozca sus bondades con este gancho. Los asiáticos han invertido más de 3.500 millones de euros en el último lustro y la cosa no parece que tenga final.

Sus tres principales intereses deportivos hasta la fecha consisten en el fútbol, el motor y el golf.

1-. Fútbol: Una liga nueva en un verano

Ya sea a través de la organización de eventos como la Supercopa de España o mediante el fichaje de jugadores más que mediáticos como CR7, el país ha puesto los cimientos para que la Saudi Pro League sea considerada por muchos como un rival temible.

En el presente mercado de fichajes, la competición saudí ha gastado más de 600 millones en adquisiciones de estrellas europeas e incluso Balones de Oro. No hay nada que esta competición no pueda atraer con unos salarios fuera de mercado para los clubes Champions y donde el fair-play financiero directamente ni existe.

Este despilfarro no les convierte en malos gestores. El Newcastle es su única posesión en Europa y en ella están brillando por hacer una gestión contenida, pero muy efectiva. 'Las Urracas' han pasado de ser un equipo frecuentemente asociado a los puestos de descenso en la Premier a disputar esta temporada la Champions League tras apenas 18 meses de gestión saudí.

La tendencia futbolística del país será hacia el crecimiento y quizá encuentre la guinda al pastel cuando presenten -muy probablemente- su candidatura a albergar el Mundial de la FIFA en 2034. Arabia Saudí está construyendo unos cimientos sólidos consiguiendo acuerdos históricos que antes parecían imposibles dadas las condiciones sociales del país.

2-. Motor: el Dakar, MotoGP y el Gran Circo

Siguiendo esta tendencia, la nación predominante de la península arábiga ha metido la cabeza de lleno en el mundo del motor a través de todas sus ramificaciones. Desde 2020 son la sede rally más famoso y duro del mundo -el Dakar- en una apuesta clara por ofrecer paisajes inesperados, al mismo tiempo que aspiran a ganar esta exigente competición con sus pilotos locales.

El Dakar tiene foco, pero quizá no tanto como una Fórmula 1 en la que llevan meses negociando con Liberty Media su adquisición plena por una cantidad próxima a los 20.000 millones. Mientras eso sucede, cuenta con el patrocinador principal de la competición -Aramco-, obtuvieron desde 2021 el Gran Premio de Yeddah y hasta han logrado cambiar el calendario para que las carreras se celebren en sábado la próxima temporada en su territorio.

En MotoGP está anunciado que la futurista ciudad de Neom albergará en menos de tres años un Gran Premio y será el inicio de una importante entrada de capital. A diferencia de la Fórmula 1, en el mundo de las dos ruedas están dispuestos hasta a vender una gran parte del show a un Arabia Saudí que plantea un circuito urbano sin parangón.

3-. El golf también sucumbió

Finalmente, Arabia Saudí decidió también meter la cabeza en el lujoso mundo del golf creando el LIV Golf, un circuito paralelo que rivalizaba con el PGA Tour. Las increíbles cantidades de dinero en premios que repartió este nuevo proyecto ha hecho que en apenas un año la competición hegemónica haya aceptado una fusión ante el miedo a que sus mejores jugadores se marchasen.

La PGA se temía perder enormes contratos televisivos y repercusión ante unas cantidades enormes que hicieron tambalear los cimientos del 'green'. No en vano, jugadores amateurs se embolsaron cinco millones por ganar un torneo consiguiendo atraer la atención de las superestrellas. Ahora ambas organizaciones han llegado a un acuerdo para integrar premios y calendarios.

Que tomen nota el resto de deportes. Arabia Saudí no ha terminado aquí.