Los 5 Clásicos más polémicos de la historia

Los aficionados del Barça recibieron con estas pancartas a Figo en el Camp Nou
Los aficionados del Barça recibieron con estas pancartas a Figo en el Camp Nou

El Clásico es el partido por excelencia del fútbol español que mide a Barcelona y Real Madrid como mínimo dos veces al año. El partido ha dejado cientos de imágenes para el recuerdo y también muchas polémicas.

El empate es el resultado menos habitual de un partido que ha regalado muchísimas polémicas

FC Barcelona vs Real Madrid

Clásicos ha habido muchos y muy variados a lo largo de la historia del fútbol español. Todo se remonta a 1926, momento en el que Real Madrid y Barcelona se enfrentaron por primera vez en la Copa del Rey. Desde entonces, los partidos de máxima tensión entre los dos equipos más grandes de nuestra Liga se han sucedido sin parar. El balance está muy igualado entre blancos y culés siendo los madridistas los que más veces lo han ganado. El empate es el resultado menos habitual de un partido que ha regalado muchísimas polémicas. A continuación repasamos las más sonadas de la historia:

EL DÍA EN QUE RÁUL MANDÓ A CALLAR AL CAMP NOU
Vamos a empezar por orden cronólogico. Octubre de 1999, el Real Madrid visita el Camp Nou en un ambiente de lo más tenso con los blancos en crisis con un John Benjamin Toshack que sería destituido poco después. Durante el partido, el colegiado Díaz Vega firmó una actuación para olvidar no viendo un penalti de Sergi Barjúan, quien sacó un remate bajo palos con la mano. El árbitro compensó en la segunda parte su error expulsando a Kluivert por protestar y la guinda llegaría a cuatro minutos del final con un tanto de Raúl que estableció el 2-2 en el marcador mandando a callar a todo el estadio azulgrana.

EL COCHINILLO DE FIGO
No hay que irse muy lejos para encontrar otro Clásico ardiente. Figo cambió ese verano de equipo y con la camiseta del Real Madrid recibió constantes pitadas ensordecedoras de la grada del Camp Nou. El portugués, lejos de amedrentarse, jugó como si nada y hasta lanzó los córners propiciando una increíble lluvia de objetos contra él. Por supuesto, no le alcanzó ninguno de los que podían haberle echo daño como una cabeza de cochinillo o una botella de JB, pero la imagen quedó para la posteridad. Por cierto, el Barça ganó por 2-0 con un tanto de otro 'traidor', un Luis Enrique que celebró a lo grande el triunfo.

LA MANITA DE PIQUÉ
Hay que pasar el fast-foward una década más adelante para encontrarnos el siguiente Clásico que dejó una imagen para la posteridad. Hablamos del primer encuentro de Jose Mourinho como técnico blanco ante el Barça de Guardiola en lo que sería el inicio de una serie de batallas inolvidables. En esta, los culés ganaron por 5-0 a los blancos y Gerard Piqué decidió sacar un manita a pasear para celebrarlo en una imagen que ha quedado para el recuerdo. Marcaron Xavi, Pedrito, Villa en dos ocasiones y hasta Jefren en el descuento. Como anécdota queda que se jugó en lunes y quizá los blancos estaban preparados para esa avalancha.

LA PATADA DE PEPE A DANI ALVES
En la primavera de 2011, Mourinho ya había conseguido asentar las bases como técnico blanco y estaban en semifinales de Champions. Se medían con un Barça que visitó el Bernabéu para el encuentro de ida. El partido fue duro y áspero -incluso el colegiado Stark expulsó al portero suplente Pinto en el descanso- y todo se fue de madre en el minuto 61. Pepe fue expulsado por una patada a Dani Alves. Nadie sabe si el brasileño exageró o el portugués estuvo desafortunado, el caso es que los locales se quedaron con uno menos y encajaron un 0-2 en los minutos finales. Mourinho dio una de sus ruedas de prensa más recordadas con el '¿por qué?'.

EL DEDO ENTRE OJO DE MOU A TITO
Avanzamos hasta el verano de 2011. El ambiente ya estaba más que cadente tras la Champions del año anterior. Tras empatar 2-2 en la ida, el título se jugaría en el Camp Nou y hubo polémica y de las buenas. Un auténtico parte de guerra que terminó con las expulsiones de Özil, Marcelo y Villa y una tangana en el tiempo de descuento cuando el partido estaba resuelto por 3-2 a favor de los culés. En esos lances, Mourinho y el malogrado Tito Vilanova se enzarzaron intercambiando golpes con el portugués metiéndole el dedo en el ojo al mano derecha de Guardiola. Esa escena, además, nos dejó para el recuerdo la presentación en sociedad de 'The Observer' y creó un clima de tensión sin precedentes en la selección española.