Liga discreta, Courtois gigante

El Madrid vivió estos años con un portero 'milagro' llamado Keylor Navas, pero lo que de verdad le puede dar su primera Liga con Zidane es un portero 'candado'. Sí, Thibaut Courtois.

"Así quiere cimentar el Madrid otra victoria más en Granada. Así puede ser campeón de esta Liga, de hecho: con Courtois y diez más...".

No se valora lo suficiente el peso de los porteros cuando un equipo es campeón de Liga. El Barça de Messi durante todos estos años ha sido también el Barça de Ter Stegen, como antes el de Víctor Valdés. Seguramente sin su sobriedad en la portería, sin su tranquilidad desde lo más atrás del campo, no hubieran llegado tantos títulos. No hay equipo campeón sin un portero de primerísimo nivel. Nunca.

Ahora que el Madrid tiene a tiro la Liga viene el momento de poner en valor la figura de Courtois. Durante todo el año han sido Benzema y Sergio Ramos los que han acaparado los titulares -merecidamente-, pero nada de lo alcanzado por el Madrid a estas alturas de campeonato hubiera sido posible sin Courtois. En las últimas jornadas ha demostrado su grandeza con paradas ante Alavés, Getafe, Mallorca, Espanyol o Athletic que supusieron puntos. Eso es lo que tienen los porteros como él: dan puntos. Son determinantes como cualquier delantero.

Qué clase de portero necesita el Madrid


Siempre he querido hacer una distinción entre los porteros "de partidos" y los porteros "de campeonatos". El Madrid ganó tres Champions con Keylor, al que indudablemente incluyo en el primer tipo. Era capaz de hacer paradas milagrosas en partidos concretos (véase varios de Champions en los que fue fundamental), pero le costaba más tener regularidad durante un torneo largo como la Liga. Esa tendencia hacia la incertidumbre acababa por contagiar a todo el equipo.

Courtois está mucho más cerca de lo segundo. Es un portero diésel, con un ritmo de intervenciones continuado, sin sobresaltos como los de Keylor, siempre en guardia. La convivencia entre él y Keylor la temporada pasada fue negativa, pues perjudicó a ambos. Este curso, ya sin una sombra en el banquillo, se ha visto al mejor Courtois. Puede tener días malos como los del principio de curso, pero al final su goteo de buenas actuaciones es un seguro para cualquier equipo.

En una temporada mediocre como la que estamos viendo, el Madrid puede cimentar otra victoria en Granada gracias a su portero. Suena pobre y quizá lo sea, sobre todo para una Liga con tantas estrellas y un último verano millonario en fichajes (Joao Félix, Griezmann, Hazard...). Pero a eso huele este Madrid: a Courtois y diez más...

Aritz Gabilondo,