Ligue 1

Will Still: sin título de entrenador, 425.000 euros de multa y 17 partidos sin perder en Ligue 1

Cada partido son 25.000 euros de multa, lo que multiplicado por los 17 partidos en Ligue 1 que lleva dirigidos, nos salen un total de 425.000 euros.

El técnico del Stade de Reims no conoce la derrota en el campeonato local desde su llegada al banquillo.

El fútbol es una caja de sorpresas, pero lo que uno no se espera es que un equipo triunfe de la mano de un entrenador que se ha forjado a base de jugar al Football Manager. Sí, porque Will Still adquirió todos sus conocimientos a través del conocido videojuego.

Ahora, el belga está estudiando y se encuentra cerca de obtener la licencia de UEFA que requiere la Ligue 1, pero hasta que llegue el momento seguirá siendo uno de los casos más peculiares que nos puede dejar este deporte.

Casi una vuelta completa sin conocer la derrota

A mediados de octubre, un mal inicio de temporada condenó al español Óscar García Junyent, que había llegado al banquillo de los rojiblancos en 2021 y consiguió la permanencia en su primera temporada. Curiosamente, fue despedido tras empatar en casa con el PSG.

Will Still, que era asistente del entrenador catalán, asumió el rol de técnico interino, pero su racha de cinco partidos invicto antes del Mundial lo ratificó en el puesto. Tras Qatar 2022 la buena dinámica continuó en Ligue 1. Solo el Toulouse en la Copa de Francia fue capaz de derrotar al conjunto norteño.

Para completar los 19 partidos de los que consta una vuelta en la élite del fútbol francés, tendrá que resistir frente al Olympique de Marsella en casa (19/03, 20:45) y contra el Nantes (02/04) de visitante.

Inquebrantables ante PSG y Mónaco

Desde que Still asumió su cargo, hubo dos pruebas de fuego. Visitó el Parque de los Príncipes a finales de enero y salió indemne con empate a uno. El tanto de Folarin Balogun rescató un punto en el minuto 95 para los visitantes, que resistieron ante Mbappé, Neymar -expulsado- y Messi, todos titulares.

El pasado fin de semana era el turno de recorrer el país de norte a sur para entrar en el Principado de Mónaco. En el Luis II, triunfo por 0-1. De nuevo, Balogun -cedido por el Arsenal- fue el autor del único tanto en los rojiblancos, que sumaron su cuarto triunfo liguero consecutivo.

25.000 € de multa por partido

La Ligue 1 no requiere a los entrenadores que tengan el correspondiente título, pero sí sanciona a aquellos que ejercen sin licencia. Cada partido son 25.000 euros de multa, lo que multiplicado por los 17 partidos en Ligue 1 que lleva dirigidos, nos sale una montante de 425.000 euros que el club ha tenido que afrontar.

El historial de Will Still en los banquillos es diminuto. Entrenó al Lierse de la segunda división belga en la temporada 17/18, pero solo duró 60 días, el máximo que permite la competición para aquellos que no poseen el título. Un año después también cogió las riendas del Beerschot en la primera categoría, donde finalizó noveno en la campaña 20/21.

El Reims, a cuatro de Europa

En las primeras diez jornadas con Óscar García como entrenador, los rojiblancos sumaron un triunfo y ocho puntos. Desde que llegó Will Still, nueve victorias, ocho empates y 35 puntos. Eso hace un total de 43 unidades, cuatro menos que el Stade Rennais, que marca el acceso a Conference League. Por encima se encuentra un Mónaco en Europa League con 51 puntos y el Lens, que jugaría fase previa de Champions, con 54.

Dirigir al West Ham es su sueño

En una reciente entrevista a 'Coaches Voice' explicó que es hincha del conjunto londinense desde pequeño y que le encantaría sentarse en el banquillo de los Hammers algún día.

"Aceptaré donde mi carrera me lleve, pero si volviera a ser un niño, mi ambición sería entrenar al West Ham. Siendo aficionado suyo, sería increíble. Es una pena que ya no exista Upton Park, pero el Estado Olímpico tampoco está mal. Entrenar al West Ham, ganar la Champions League, ganar un título grande, sería espectacular. Pero todavía hay camino que recorrer para llegar hasta ahí, así que seguiré trabajando", confesó.

El Niza también tiene un entrenador sin título

Hablamos de Didier Digard, que llegó al banquillo del Allianz Riviera a principios de enero. El Niza había caído en Copa contra Le Puy-en-Velay, un equipo que milita en tercera división, y la paciencia de los dueños tocó a su fin.

Digard era el técnico del filial en la quinta división, pero asumió como entrenador del primer equipo ante la salida de Lucien Favre. ¿Su primer partido? Victoria por 6-1 contra el Montpellier. Ha dirigido once partidos: siete victorias y cuatro empates, incluyendo triunfos en Marsella (1-3), Lens (0-1) y Mónaco (0-3), además de encarrilar su pase a cuartos de Europa League frente al Sheriff (0-1).