Ligue 1

Neymar le roba el trono del PSG a Mbappé

Neymar está como un tiro
Neymar está como un tiro

Neymar lleva cinco goles y tres asistencias en tres partidos, disputando todos los minutos y estando completamente enchufado.

El comienzo de la Ligue 1 ha dejado unas estadísticas que no esperabamos en el PSG: Neymar adelanta a Mbappé.

La estrella absoluta del PSG es Kylian Mbappé... o al menos eso parecía tras el fichaje frustrado del francés por el Real Madrid. Se habló incluso de una cesión de poderes prácticamente absoluta al ídolo galo. Sin embargo, en el inicio de temporada, ha habido un jugador que le ha eclipsado totalmente: Neymar Jr.

Es cierto que Mbappé se perdió los dos primeros partidos por una sanción que arrastraba del anterior curso y por unas molestias; y que Neymar sí ha disputado los tres choques que el PSG ha tenido, pero es que la actuación del brasileño ha sido para tener muy en cuenta. Y eso que parecía que ya estaba llegando al ocaso.

Esta temporada, Neymar lleva cinco goles y tres asistencias en tres partidos. Ha disputado todos los minutos y está completamente enchufado. Mbappé, por su parte, solo ha jugado un duelo, en el que anotó una diana. Sin embargo, su actuación estuvo marcada por los temas extradeportivos: discusiones por lanzar penaltis, el abandono de una jugada de contraataque por no recibir un pase... complicado.

Mbappé, siempre más que Neymar

Esta situación es nueva. En la pasada temporada la comparación era totalmente diferente. En el curso 2021-22 Neymar se quedó en 13 goles y ocho asistencias en 28 partidos, por 39 tantos y 26 pases de gol en 46 partidos de Mbappé. Y es que la 'tortuga ninja' ha sido siempre el referente del PSG en todas las competiciones.

En la 2020-21, Neymar marcó 17 goles y 11 asistencias en 31 partidos. Mbappé, por su parte, se destapó con 42 dianas y 11 pases de gol. Las cifras hablan por sí solas. Sin embargo, esta temporada está siendo diferente. De hecho, Neymar también demostró galones en el último choque del PSG lanzando el penalti de la discordia que provocó el enfado de Mbappé.

Y todo esto con un Leo Messi que se ha quedado al margen de esta pelea. De hecho, en esa pena máxima, el argentino se limitó a permanecer en un segundo plano mientras Neymar y Mbappé mantenían una discusión acerca de quién lanzaría el penalti. Queda mucha temporada, pero la tendencia del inicio parece que ha cambiado lo que esperábamos.