Messi, el bote de ketchup y... ¿Aserejé?

El argentino enfoca al Rennes
El argentino enfoca al Rennes

Lionel Messi, al fin, se estrenó el pasado martes como goleador del PSG. Después de tres partidos con el casillero en blanco, siempre con la lupa puesta, el astro argentino maravilló con un tanto de otra galaxia en Champions y ante el City.

Su conexión con Neymar y Mbappé parece ir a más y no sería de extrañar que el tomate saliese en cascada. Su próximo partido, el del domingo ante el Rennes, podría ser el que confirmase los pronósticos.

Decía Ruud Van Nistelrooy, que de goles sabe mucho, que los tantos eran "como el kétchup: a veces no salen por mucho que lo intentes y luego vienen de golpe". ¿Será éste el caso de Messi? Abierto el tarro de las esencias, ¿aguardamos tinta roja en sus próximos compromisos?

El 10 se ha quitado un gran peso de encima. Su conexión con Neymar y Mbappé parece ir a más y no sería de extrañar que el tomate saliese en cascada. Su próximo partido, el del domingo ante el Rennes, podría ser el que confirmase los pronósticos.

Messi está como loco por coger galones y sus compañeros parecen dispuestos a ayudarle para que mejore sus crifras. Y es que, hasta ese duelo contra el City de Guardiola, el exbarcelonista contaba cero goles en su haber y la preocupación había tomado a la parroquia parisina, huérfana de sus goles y de un Sergio Ramos, el otro fichaje estelar del equipo galo, que todavía no ha podido debutar a las órdenes de Pochettino.

El gol de Messi se paga a a 1.654/6. Si abre la lata la cuota asciende a 3.211/5. Un doblete cotiza a 4.47/2 y el hat-trick con el que acapararía todas las portadas está en 14.013/1 euros por cada uno jugado. ¿Veremos a Leo en modo Aserejé?