Messi se levanta y pone París a sus pies

Lionel Messi vuelve a marcar las diferencias
Lionel Messi vuelve a marcar las diferencias

Decepcionó en su primer año en Francia pero en esta segunda campaña vuelve a deslumbran con la magia que maravilló al planeta fútbol.

La Pulga ha marcado siete goles y ha repartido ocho asistencias en 12 partidos. En total ha disputado 1.062 minutos, lo que supone que marca cada 152 minutos.

Lionel Messi ha empezado la temporada como un tiro. La estrella argentina ha vuelto a ser el que era con números que recuerdan al jugador que marcó una era en el Barcelona. ¿Están sus estadísticas al nivel de aquel Messi?

La Pulga ha marcado siete goles y ha repartido ocho asistencias en 12 partidos. El dorsal 30 genera cada encuentro. Entre todas las competiciones ha disputado 1.062 minutos, lo que supone que marca cada 152 minutos, unos números que no están nada mal para un futbolista de 35 años.

Además, hay que tener en cuenta que ya no juega tan adelantado. Messi viene a recibir, crea y en ocasiones llega a incrustarse entre los centrales para sacar el balón jugado. De ahí que hasta ahora el argentino haya dado más asistencias que goles marcados. Kylian Mbappé y Neymar se están aprovechando de la versión más generosa del astro argentino.

Messi tiene a tiro sus cifras de la 2021-22

La temporada pasada marcó 11 goles y ofreció 15 asistencias en 34 partidos si tenemos en cuenta todas las competiciones. Es decir, en todo un año anotó casi los mismos tantos que lleva en este hasta ahora. La transformación de Messi se ve sobre los terrenos de juego y en las estadísticas.

Su última temporada con el Barcelona la cerró con 38 goles y 14 pases de gol en 47 partidos. En cuanto a su promedio goleador, el argentino marcó un tanto cada 110 minutos, cifras mejores que las que está teniendo este año, pero que tampoco se quedan muy lejos.

El récord de Messi en la 2011-12 que solo Haaland amenaza

En su mejor temporada con el Barça, la 2011-12, anotó 73 goles y repartió 32 asistencias en 60 partidos. Números estratosféricos que, esta vez sí, se quedan a años luz. Supuso un gol cada 71 minutos y es una de las mayores barbaridades que se recuerdan en el planeta fútbol. Esos tiempos no volverán para Leo, pero parece que Messi ha comenzado a renacer.