¿Qué pasa si Liverpool y Manchester City empatan a todo?

La jornada final de la Premier League nos deja un escenario complicado, pero no imposible.

Desde 2012 no se decide la liga por la diferencia de goles. En esta ocasión parece una quimera, aunque...

¿Y si empatan a puntos y a goles? La pregunta parece ridícula, pero en el fútbol todo es posible y la jornada final de la Premier League abre la posibilidad de que este domingo, al término de los partidos, el Liverpool y el Manchester City igualen a absolutamente todo.

Que empaten a puntos, en la diferencia de goles y en los goles a favor. ¿Y qué pasaría entonces? Esa es la gran pregunta. Primero, analicemos los escenarios posibles.

Los criterios de desempate

El más normal es que el City gane al Aston Villa, entonces no habrá duda, los de Pep Guardiola serán campeones haga lo que haga el Liverpool. Si empatan contra los de Steven Gerrard, la cosa cambia. Un empate del City unido a una victoria del Liverpool daría el título a los de Jürgen Klopp. Si el City pierde y el Liverpool empata, entonces igualarían a 90 unidades.

Ahora enrevesemos esto. Los criterios de desempate de la Premier League son los siguientes. Cuando dos equipos estén igualados a puntos, se atendrá a la diferencia goleadora, un apartado en el que ahora domina el City con un +6 a favor. Si la diferencia de goles estuviera también igualada, el criterio que desginaría al campeón sería el mayor número de goles marcados. Aquí también domina el City, con 96 por 91 de los 'Reds'.

El desempate final

Pero, ¿y si también hay empate en esto? ¿Se compartiría el título de la Premier? No, se recurriría entonces a una opción inédita y que sería espectacular, tanto por el modo de llegar a ella como por el desenlace.

Si se produce el empate total, habrá un partido de desempate el 25 de mayo -a tres días de la final de la Champions League- en una sede neutral. Increíble, pero cierto, pero más increíbles sería aún lo que tendría que ocurrir para que se diera esto.

El Liverpool tendría que empatar a 5 contra el Wolverhampton Wanderers y el City tendría que perder 0-6 en el Etihad Stadium. Un escenario imposible, pero que por soñar no sea.

Esta sería la Premier League más ajustada desde que en la 2011/2012 la diferencia de goles entró a dirimir el campeón entre Manchester City y Manchester United.