Premier League

Similitudes y diferencias entre el Girona actual y el Leicester campeón de la Premier

El Girona y el Leicester no son tan parecidos como la gente se piensa. Su juego es diametralmente opuesto

La Liga española cuenta con un inesperado líder tras haberse cumplido un tercio del campeonato. El Girona podría dar la campanada como ya hiciese el Leicester

Hacía muchísimo tiempo que la Liga Española no convivía con la posibilidad de que un equipo modesto e inesperado pudiese ganar la competición. Tras un cumplirse un tercio del torneo doméstico podemos decir que el Girona se encuentra en una situación franca para conseguir hacer saltar la banca emulando a otros equipos que dieron la sorpresa en el panorama europeo como el recordado triunfo del Leicester en la Premier League.

El equipo catalán suma en la presente campaña 34 puntos de 39 posibles siendo un auténtico rodillo y liderando la competición española con extraordinaria solidez. Para que nos hagamos una idea del mérito que tiene, el conjunto de Montilivi acumuló en toda la pasada campaña un total de 49 puntos quedándose a las puertas de disputar la Conference League.

La trayectoria del Girona está haciendo que todo el mundo les compare inevitablemente aquel inolvidable Leicester, que logró ganar la Premier League en la temporada 2015/16 cuando todo el mundo les situaba como un equipo que lucharía por evitar el descenso. En el caso de los 'rojillos', nadie les daba por encima del décimo puesto antes del inicio de la temporada tras estar hace apenas 18 meses en los puestos de descenso en Segunda División.

Los dos clubes guardan como similitud principal que nadie les vio venir, pero también hay que reseñar que los catalanes cuentan con el apoyo de 'City Group' siendo de facto un equipo filial del Manchester City. El vigente campeón de la Champions ha enviado a algunos de sus talentos al equipo en forma de cesión o traspaso y a ello hay que añadir una inesperada generosidad del Barcelona reforzando al club con dos jugadores que están rindiendo bastante.

Diferencias evidentes

El Leicester era un equipo que tenía como objetivo esencial mantener la portería a cero evitando tener el balón y utilizando el contragolpe como principal argumento. Muestra de ello es que en la Premier que ganaron obtuvieron el 42,7% de la posesión del balón. El Girona, en cambio, es el cuarto de la Liga que más balón tiene con un 56,6% de posesión y primando siempre marcar antes que defender con un ambicioso sistema de 3-4-3.

Los 'Foxes' consiguieron ganar la Premier con 81 puntos siendo esta una cifra baja de puntos, pero no la menor. Eso sí, en lo referente al gol sí que fueron el equipo de todo este siglo que obtuvo el título con menos goles logrando un total de 68. En contraposición, sí que consiguieron tener la portería bastante cerrada encajando apenas 35 goles. Su resultado más típico fue el 1-0.

En los que va de temporada, el Girona ha obtenido en Liga tres de sus 11 victorias por 1-0 demostrando que es un equipo que sabe optimizar mucho los marcadores. Sin embargo, su diferencia goleadora con el Leicester campeón es evidente habiendo conseguido en estos 13 partidos una media goleadora de 2,4 goles por los 1,8 que necesitaron los 'Foxes' para lograr el título más importante de su historia.

Los rivales están tocados

El Girona tiene opciones reales de que su sueño de ganar la Liga pueda convertirse en una realidad. Los principales rivales al título viven circunstancias complicadas que debilita su posición. El Real Madrid vive una plaga de lesiones sin igual perdiendo a varios titulares importantes hasta 2024. Mejor no pinta para un Barça sumido en una crisis de juego, mientras que el Atlético no tiene la solidez defensiva de antaño.

El equipo catalán tiene una enorme oportunidad de campeonar y de seguir en esta progresión de 100 puntos a final de temporada no habría duda de que podrían conseguir dar la campanada. Sin ir más lejos, el año pasado el Barça necesitó 88 puntos para ganar la Liga. El club rojillo podría emular a un Leicester que necesitó menos puntos para llevarse un Premier League que todavía sigue siendo puesta como ejemplo de sorpresa mayúscula en el fútbol mundial.